Hubo manifestaciones y la Legislatura no sesionó

Los estatales se movilizaron ayer a la Legislatura, donde esperaban que tomara estado parlamentario el proyecto de emergencia impositiva que se confeccionó desde la Mesa de Unidad Sindical, modificado por el bloque del Frente para la Victoria. Pero a último momento algunos diputados decidieron no dar quórum. Los dirigentes gremiales se reunieron con diputados del FpV y del Frente de Agrupaciones Peronistas.

La movilización de estatales a la Legislatura, concretada ayer antes de las 11, fue una de las más importantes desde que comenzó el conflicto en marzo, ya que se calcula en alrededor de 5000 a los que se manifestaron para exigir el tratamiento de la ley de emergencia impositiva.

Antes de que los estatales llegaran a la Legislatura, los diputados alcanzaron un acuerdo con la Asociación del Personal Legislativo (APEL), lo que posibilitaba que la esperada sesión pudiese concretarse, algo que no sucedió porque cuando estaba todo listo para comenzar -con los estatales manifestándose en el exterior del edificio-, Chubut Somos Todos y otros bloques, a excepción del Frente para la Victoria y el Frente de Agrupaciones Peronistas, optaron por no dar quórum.

De este modo, sólo había 13 diputados para comenzar a sesionar; es decir uno menos que el número requerido para asegurar quórum y para que la reunión legislativa pudiese concretarse.

ENTRE 250 Y 280 MILLONES

DE PESOS AL MES

En función del reclamo de los exacerbados estatales, y ante el fracaso de la sesión, los diputados presentes se reunieron con los dirigentes gremiales de la Mesa de Unidad Sindical, quienes recibieron explicaciones respecto al paso que se debe llevar adelante para que el proyecto tenga en principio estado parlamentario y luego pueda aprobarse en la sesión siguiente.

La diputada provincial Gabriela Dufour, del Frente para la Victoria, reiteró ayer que con los cambios realizados el proyecto redactado por la Mesa de Unidad Sindical puede no solo aprobarse, sino también implementarse.

“Nosotros creemos que con este proyecto le vamos a dar al gobierno una herramienta para que pueda salir de la grave crisis en la que por méritos propios se metió, y en gran parte por la falta de diálogo con los gremios y con la gente en general”, sostuvo.

Dufour lamentó la falta de quórum que, por otra parte, no pudo explicar. “Estaba todo listo para que sesionemos, ya que llegamos a un acuerdo con la APEL, pero cuando íbamos a hacerlo Ingram nos dijo que había surgido una reunión con el gobierno y se fueron todos. No sabemos si ese encuentro se realizó”, apuntó.

Para que el proyecto de emergencia impositiva se apruebe, primero debe tomar estado parlamentario, lo cual iba a suceder ayer, y luego ser tratado con dictamen en la sesión siguiente. Los cálculos que antes de la suspensión, se hacían indicaban que la iniciativa ingresaría formalmente mañana para aprobarse, posiblemente, en una sesión especial que se realizaría la semana próxima.

Si esta ley finalmente se aplicara, se confía en recaudar de manera excepcional entre 250 y 280 millones de pesos por mes. Los fondos saldrían de cobros de aportes extras a los sectores petrolero, pesquero, ganadero en gran escala, financiero, comercial y al sector eólico.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico