Impulsan ley de adopción de perros que retiran de la Policía

Es en Río Negro y establece un mecanismo para acoger a los animales que jubilan por su edad. Contempla un registro de personas que deseen darles hogar.

Un proyecto de ley para fomentar la adopción de los perros entrenados para la detección de drogas que retiran de la Policía ingresó para su tratamiento a la Legislatura rionegrina. La iniciativa la impulsó la legisladora María Gemignani (JSRN) y la fundamentó en la necesidad de reglamentar un mecanismo para acoger a los animales tras cumplir su labor en la institución.

“Por el trabajo que llevan a cabo y por su edad necesitan de condiciones de vida, entrenamiento, cuidado y alimentación especiales por lo que el compromiso de cuidarlos una vez que se retira de la fuerza debe ser serio”, destacó la dirigente.

Sostuvo que en algunas ocasiones los canes son cobijados por sus guías o los propios policías. Recordó el caso de “Gringo” (foto), un Labrador que durante once años colaboró en la detección de estupefacientes en San Antonio Oeste y fue acogido por una oficial. También mencionó a “Black” y “Sureño”, jubilados en 2015, quienes siguen estando dentro de la división de canes, pero sin participar en operativos.

Pero no todos los animales pueden ser amparados por los uniformados, por lo que la legisladora sostuvo que es necesario establecer mediante una norma legal un esquema que permita encontrar un nuevo hogar donde les continúen brindando “la alimentación y cuidados mínimos que tenía durante su trabajo en la fuerza”.

El régimen de adopción estaría a cargo de la Secretaría de Estado de Seguridad y Justicia, autoridad de aplicación de la norma que deberá confeccionar y publicar en los medios de comunicación oficiales un registro de los canes de la Policía provincial que estén en condiciones de ser adoptados, junto con los requisitos a cumplir por las personas interesadas.

El mismo organismo tendrá que verificar que los postulantes acrediten las condiciones suficientes de alimentación y cuidado de los ejemplares, a quienes se les proveerá alimentación mensual y atención veterinaria en forma anual.

Gemignani destacó que en otros países se implementan tratamientos parecidos con los perros que prestan servicios en fuerzas de seguridad. Puso como ejemplo España, donde se creó una asociación denominada “héroes de cuatro patas” dedicada a darles albergue a los sabuesos.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico