Investigan la causa de la muerte de la condenada Nahir Quinteros

La joven que cumplía una pena de 12 años de prisión por haber atacado con un cúter en 2015 a la nueva novia de su expareja, falleció ayer alrededor de las 7 en momentos en que era trasladada de urgencia desde su celda de aislamiento en la alcaidía policial hacia una ambulancia que la llevaría al Hospital Regional. Intentaron reanimarla en el vehículo de emergencias, pero se constató su muerte. Era insulinodependiente y también sufría problemas respiratorios tras el incendio que se registró el 23 de agosto de 2017 en el pabellón de mujeres. La policía inició un sumario para deslindar responsabilidades.

Nahir Quinteros (28), quien cumplía una pena de doce años de prisión por la tentativa de homicidio de Laura Berro, ocurrida el 18 de septiembre de 2015 -cuando la cortó en todo el cuerpo con un cúter-, falleció ayer alrededor de las 7 cuando intentaban asistirla médicamente sobre una ambulancia que había llegado de urgencia a la alcaidía policial de Comodoro Rivadavia.

En las últimas semanas cumplía condena en una de las celdas de aislamiento del viejo recinto de detención. Había sido una de las cinco víctimas del incendio del pabellón femenino ocurrido el 23 de agosto último. Dos de las detenidas que sufrieron lesiones de gravedad en ese siniestro obtuvieron la prisión domiciliaria pero se la denegaron a Quinteros, quien fue trasladada a la Seccional Séptima tras su recuperación.

El 13 de septiembre la defensora Lucía Pettinari había solicitado que por su estado de salud se le morigerara a Quinteros la medida de prisión que venía cumpliendo y que se autorizara su arresto domiciliario. Argumentaba que las condiciones de detención en la Seccional Séptima no eran óptimas para ella, por la enfermedad crónica que padecía.

Pero la Fiscalía se opuso a cualquier tipo de cambios por el peligro de fuga y sostuvo que Quinteros había sido dada de alta médica. El tribunal revisor de la medida mantuvo así su prisión preventiva en la Seccional Séptima hasta que pudiera ser trasladada a otro lugar de alojamiento.

Luego de su permanencia en la Seccional Séptima y como el pabellón de mujeres de la alcaidía continuaba clausurado ya que se debían realizar aún las pericias del incendio por parte de Policía Federal y las reparaciones a causa de los daños, Quinteros fue alojada en el viejo sector de aislamiento del recinto del barrio Industrial.

Fuentes consultadas señalaron a El Patagónico que la condenada había solicitado tiempo atrás ante el Juzgado de Ejecución un traslado a una cárcel federal, pero cuando ese traslado llegó para ser derivada a la Unidad Penitenciaria de Santa Rosa, La Pampa, lo rechazó y decidió quedarse detenida en la celda de la alcaidía en donde tenía un baño y un televisor y que compartía con otra detenida.

Por otro lado, hay que recordar que estando detenida Quinteros se casó en octubre de 2016 con Facundo Torres –homicida de Sergio “Chiquito” Moreda- en una ceremonia que se desarrolló la misma alcaidía.

INVESTIGAN LA

CAUSA DE MUERTE

Quinteros debía controlarse el nivel de glucosa en sangre de manera permanente y según informaron desde la Unidad Regional de Policía, a las 18 del jueves sus niveles eran altos. Sin embargo a las 23:30 los mismos se estabilizaron.

A las 6:46 de ayer, en el recuento de detenidos por el cambio de turno, los celadores encontraron a la condenada con insuficiencia respiratoria y a punto de desvanecerse en la celda, muy pálida.

Mientras solicitaron una ambulancia, la llevaron a un lugar con mayor ventilación y cuando llegaron los paramédicos constataron que aún tenía signos vitales, la subieron al vehículo de emergencia, la intentaron reanimar, pero constataron que había fallecido.

Se hicieron presentes el fiscal Julio Puentes junto al funcionario de fiscalía Facundo Oribones, los jefes de la Unidad Regional de Policía, Ricardo Cerda y César Brandt, y la defensora Lucía Pettinari. En el lugar trabajó la Policía Científica, realizaron fotografías y el cuerpo fue trasladado a la morgue judicial.

Al cierre de esta edición se esperaba el resultado de la autopsia que practicó ayer a la tarde un médico del Cuerpo Forense con el objetivo de determinar cuáles fueron las causas de la muerte de Quinteros, quien tenía un hijo.

Mientras tanto, desde la División Asuntos Internos (DAI) de la Policía del Chubut se inició un sumario para deslindar responsabilidades del personal en el fallecimiento de la detenida.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico