Joe Biden y el regreso a la política exterior de Obama

El presidente electo de Estados Unidos, el demócrata Joe Biden, tendrá seguramente la oportunidad de regresar al acuerdo del cambio climático de París y al pacto nuclear con Irán, de los que se retiró la Casa Blanca bajo el Gobierno de Donald Trump. De alguna manera, con un estilo más moderado que el del republicano, el exvicepresidente tratará de volver al mundo que dejó el expresidente Barack Obama, entre 2009 y 2017.

Con respecto a Irán, país con el que Washington mantiene un conflicto diplomático desde hace más de cuatro décadas, el líder religioso iraní Ali Jamenei dijo esta semana que el resultado de los comicios “no afectarán” las políticas de Teherán hacia el país norteamericano.

Donald Trump se retiró del acuerdo nuclear con Irán, firmado el 14 de julio de 2015 por el Grupo 5+1, que conforman Estados Unidos, China, Francia, Rusia y el Reino Unido, los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU, más Alemania, el 8 de mayo de 2018.

Joe Biden, de 77 años, “va a cambiar algunas cosas, pero no todas; ciertamente dará importancia a las organizaciones multilaterales”, dijo a Télam Patricio Navia, profesor de la Universidad de Nueva York y de la Universidad Diego Portales de Chile.

“Va a volver al acuerdo de París y probablemente también al pacto con Irán, o al menos se sentará a conversar con los aliados históricos de Estados Unidos”, afirmó el sociólogo y cientista político.

Durante el Gobierno de Trump, EEUU se retiró formalmente del Acuerdo de París de cambio climático, firmado por 195 países en Nueva York el 22 de abril de 2016, cuyo paso final se hizo efectivo el 5 de noviembre último.

Navia dijo también que, “en otras dimensiones, las cosas van a cambiar menos” y vaticinó que “la tensión con China se mantendrá, aunque el conflicto se canalizará por vías más institucionales. Nada será color de rosa”.

“Con respecto a Cuba habrá progreso, pero solo a cambio de que La Habana ayude y facilite las relaciones para que Venezuela haga avances sustantivos hacia una mayor democracia”, opinó.

Durante el Gobierno de Obama, EEUU reanudó sus relaciones diplomáticas con dicho país caribeño, el 20 de julio de 2015, y en marzo de 2016 el exmandatario visitó la capital cubana.

Por otra parte, Juan Battaleme, docente de relaciones internacionales de la Universidad de Buenos Aires dijo que “Biden va a tener una política exterior mucho menos confrontativa desde lo discursivo”.

El analista se preguntó “¿cuál es el margen para que cambie la situación de EEUU con China o con Rusia?”, y se respondió que “es muy poco, en esencia, porque los tres países son parte de una competencia estructural”.

“Por lo tanto, debemos verlo desde el punto de vista de que Biden tenga una relación peor con Moscú, pero un poco mejor con Beijing con respecto a la dinámica comercial”, afirmó.

En cuanto a la seguridad, el analista dijo que Trump “hizo un montón de cosas bien” y que Biden va a tener que impulsar, como por ejemplo “renegociar los acuerdos de proliferación de armas de destrucción masiva, en los que ni China, ni India, ni Pakistán son parte de los mismos”.

“Biden, además, va a tener que liderar la reconstrucción económica y parar la pandemia del coronavirus, en la que surge la discusión de cerrar o no Estados Unidos; pero el país está dividido”, señaló Battaleme.

El analista dijo que con Biden, probablemente “haya más espacio para el multilateralismo, pero no necesariamente más espacio para un líder norteamericano, ya que EEUU no se va a sentar en el centro de la mesa, sino que va a ser más bien un ´primus inter pares´ (el primero entre iguales)”.

“Hoy, el liderazgo estadounidense está menos aceptado”, opinó Battaleme.

Biden deberá hacer frente, también, al delicado conflicto con Corea del Norte por su ambicioso programa nuclear.

Durante su presidencia, Trump se reunió en tres oportunidades con el líder norcoreano, Kim Jong-un, en Singapur, el 12 de junio de 2018; en Vietnam, el 27 de febrero de 2019, y en la zona desmilitarizada de las dos Coreas, el 30 de junio de ese mismo año.

“Con Biden no habrá más diplomacia presidencial ni cartas personales, ni cumbres a puertas cerradas con Kim”, dijo Florencia Grieco, autora del libro “En Corea del Norte. Viaje a la última dinastía comunista”.

La analista señaló que con el mandatario demócrata probablemente “habrá un regreso a la política más tradicional de apoyo a los aliados y a la diplomacia tradicional, muy resentidas con Trump”

Definitivamente, Biden pondrá “mucho más énfasis en las sanciones internacionales y en la situación de los derechos humanos en Corea del Norte, algo ausente con Trump”, dijo Grieco.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico