La basura que se arroja en cualquier lado sigue siendo un gran problema

El viceintendente Juan Pablo Luque adelantó ayer que durante 2019 desde el Poder Ejecutivo se impulsará una fuerte campaña de concientización para que algunos ciudadanos "no tiren la basura en cualquier lugar, como seguimos viendo". El presidente del Concejo Deliberante indicó que ese comportamiento desaprensivo, además de la falta de obras nacionales comprometidas luego del temporal, es lo que termina de complicar el panorama cuando llueve por encima de la media. Satisfacción por los trabajos preventivos realizados el miércoles último frente al alerta de precipitaciones. También ratificó que la ordenanza de pirotecnia cero no se modificará.

El viceintendente Juan Pablo Luque rescató ayer el trabajo preventivo que, previo a la lluvia del miércoles, se hizo desde distintos sectores del municipio para evitar que “la basura que lamentablemente se sigue tirando en cualquier lado”, genere inconvenientes, ante la intensa caída de agua y su descenso desde las zonas altas del oeste de Comodoro Rivadavia.

El miércoles, pese a las desmedidas y malintencionadas alertas que se emitieron desde las redes sociales, en esta ciudad finalmente cayeron 4.5 milímetros que, por otra parte, al haberse distribuido a lo largo de toda la ciudad, y no solo en la zona oeste, no complicaron demasiado.

“Se hizo un trabajo preventivo muy bueno, junto a la Secretaría de Obras Públicas y las subsecretarías de Ambiente y de Gestión Urbana. Ayer (miércoles) estuvimos recorriendo el barrio Juan XXIII y ordenando la limpieza de sumideros y del canal de la avenida Roca, como así también el sector el barrio Moure donde inicia la vertiente que desemboca en el Roca y que lleva todo el agua desde la zona oeste”, comentó Luque tras el recorrido del miércoles, cuando se tomó conocimiento de posibles lluvias intensas.

El pronóstico oficial, el que dio a conocer este diario, adelantaba una caída de 10 milímetros. Finalmente, como se dijo, fueron 4,5 entre la tarde-noche y la madrugada. Desde el municipio realizaron tareas de mantenimiento y limpieza de pluviales y sumideros, sobre todo en los barrios de zona sur, que siempre son los más afectados.

LA BASURA

El viceintendente recorrió la zona oeste alta, desde donde se gesta la principal vertiente de agua y barro, que luego corre hacia la zona sur.

En el barrio Moure, donde comienza el canal, el municipio está realizando una obra para atenuar el impacto de las lluvias. “Estuvimos en el barrio Malvinas y el sector el barrio Moure donde comienza a bajar toda el agua que viene desde el oeste y que desemboca en el canal de la avenida Roca. Estamos haciendo una obra importante de contención y estuvimos supervisando su avance. Viene muy bien, en esta lluvia respondió y esperamos que cuando esté terminada sea un paliativo importante mientras se concretan las obras hídricas prometidas por Nación”, explicó.

El presidente del Concejo Delibrante lamentó encontrarse con una cantidad importante de basura que arroja la gente y solicitó tomar conciencia de manera cotidiana, y así señaló: “hay mucha mugre que viene de los basurales clandestinos en donde hay gente que tira residuos de todo tipo que terminan tapando los pluviales cuando llueve. Por supuesto que se limpió, pero creo que todos debemos tomar conciencia de la gravedad de esto porque ´por tirar basura lejos de mi casa donde no me ve nadie, después perjudico a toda la comunidad”.

“Si no hay una conciencia en la ciudad de que tirar basura en lugares clandestinos desemboca en los pluviales, vamos a seguir teniendo problemas aunque se hagan todas las obras necesarias”, sostuvo.

En este marco, Luque advirtió que planificarán un trabajo importante de concientización sobre este tema. “Desde el municipio vamos a tener que hacer hincapié en esta problemática porque hay un problema cultural muy grande”, sentenció.

PIROTECNIA

En otro orden, tal como lo hicieron el miércoles los concejales, Luque afirmó que la ordenanza de pirotecnia cero “de ninguna manera va a ser modificada” y dijo que la protesta que llevó adelante el comerciante conocido como “el Mago Tole” estuvo “fuera de lugar”.

“La ordenanza está vigente y no va a ser modificada. Esto se dijo con claridad. Hablamos con los comerciantes antes de la última sesión y, cuando plantearon su afectación personal, les recordamos que la compra y venta de pirotecnia estaba prohibida. No tenemos la culpa si ellos, contraviniendo la ordenanza que ya conocían, deciden comprar algo que sabían que no podían vender”, insistió.

A la vez, el viceintendente criticó el modo en que se efectuó el reclamo frente al Concejo Deliberante. “Fueron con bocinas y máquinas de papeles. Ensuciaron la ciudad, justamente en momentos en que se estaba haciendo el trabajo preventivo en pluviales y bocas de tormenta. Estuvieron haciendo ruido gran parte de la mañana, perjudicando a los vecinos y al trabajo habitual del Concejo”, cuestionó.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico