La CGT eligió al PJ como su interlocutor en el Senado

El encuentro de la cúpula de la Confederación General del Trabajo con senadores y diputados fue descripto por los participantes como el puntapié inicial de la reconstrucción del PJ frente a las elecciones generales de 2019.

La cúpula de la Confederación General del Trabajo (CGT) eligió ayer al peronismo como su interlocutor en el Senado, durante una reunión de más de una hora y media que se realizó en el despacho del jefe del bloque de senadores del Frente para la Victoria, Miguel Angel Pichetto.

El encuentro fue descripto por los participantes como el puntapié inicial de la reconstrucción del PJ frente a las elecciones generales de 2019.

De la reunión participaron los integrantes de la cúpula cegetista: Oscar Acuña, Héctor Daer y Juan Carlos Schmid, acompañados por otros dirigentes sindicales, como Oscar Rodríguez, del gremio de estatales; José Luis Lingeri, de Obras Sanitarias, y Gerardo Martínez, de la construcción.

Además, encabezados por Pichetto, participaron los senadores Juan Manuel Abal Medina, Rodolfo Urtubey, Dalmacio Mera, Marina Riofrío y José Ojeda y los diputados del bloque Justicialista Diego Bossio y Luis Beder Herrera, quien llevó al gobernador de su provincia, el riojano Sergio Casas.

El cónclave de ayer se suma a los que presidió Pichetto el martes último, con Casas, Beder Herrera, Bossio y el diputado y sindicalista de Smata Oscar Romero; y el miércoles, con intendentes que en las PASO adhirieron a las listas de Unidad Ciudadana: Santiago Magiotti (Navarro), Leonardo Nardini (Malvinas Argentinas) y Gustavo Menéndez (Merlo).

“Reconocemos al Senado como uno de los sectores institucionales fundamentales que tiene el peronismo en la reconstrucción que queremos para que el partido vuelva a ser una alternativa creíble de cara a 2019”, resaltó Daer a la prensa tras el encuentro.

El dirigente del gremio de Sanidad dijo que ratificaba la alianza entre los legisladores peronistas y la central obrera “en términos políticos en esta coyuntura, no sólo en los temas delicados del sector de los trabajadores, sino en el intercambio de la visión de futuro del país”.

“Es una preocupación que tenemos todos: que el peronismo vuelva a ser una expresión con capacidad electoral”, puntualizó.

Schmid, a su turno, contradijo en parte lo dicho por Daer, a quien tenía al lado mientras dialogaba con la prensa, al indicar que “no vinimos a discutir cuestiones electorales”. Sin embargo, contó que se habló de la “recuperación del peronismo”.

En ese aspecto, anticipó: “a posteriori del proceso electoral, los gobernadores van a ir a hablar en bloque sobre temas de la coyuntura laboral a nuestra sede de Azopardo”.

“El Senado está abierto al diálogo con cualquier compañero del peronismo”, alentó Pichetto al hablar con la prensa luego de que se retiró la cúpula de la CGT.

Tras admitir que “el peronismo debe reconstruirse”, respaldó la idea de que el bloque que encabeza trabajará con el sindicalismo justicialista para apoyar o rechazar las leyes que así se le indique.

“No vamos a votar normas que afecten al mundo de los trabajadores, pero sí aquellas en las que se acuerde con el gobierno nacional”, vaticinó.

Luego de negarse a emitir opinión sobre el proceso electoral en marcha, que podría afectar la condición de mayoría absoluta del Frente para la Victoria en el Senado después de diciembre, el rionegrino confirmó “la necesidad de que el peronismo debe construir una alternativa, una propuesta pro positiva, mediante el diálogo responsable e inteligente”.

“Debemos tomar caminos razonables para que aparezcan dirigentes de cara al futuro. Debemos hacer un trasvase generacional”, sentenció.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico