La diputada Caminoa propone distinguir al chubutense que ganó el "Oscar Verde"

El doctor Pablo García Borboroglu fue reconocido recientemente con el premio "Whitley Gold Award", considerado el Oscar Verde, y también por National Geographic por su labor en conservación.

Por su mérito, la diputada, Jacqueline Caminoa ahora presentó un proyecto de resolución para distinguirlo en la Legislatura, con un “Reconocimiento de honor”.

El doctor Pablo García Borboroglu, biólogo e investigador del CONICET (Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas), alcanzó una de las distinciones más importantes a nivel global en lo relativo a conservación: el Premio “Whitley Gold Award”, también conocido como “el Oscar Verde de la ciencia”.

García Borboroglu es un científico chubutense, egresado de la Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco, sede Trelew, y doctorado en la Universidad del Comahue de Bariloche. Su trabajo de conservación lo realiza en el Centro para el Estudio de Sistemas Marinos (CESIMAR/CCT) del Centro Nacional Patagónico (CENPAT CONICET), y además es el fundador y presidente de la Global Penguin Society.

Su labor es tan importante que recientemente también obtuvo una distinción de National Geographic por su trabajo en conservación. Y ahora, la diputada de Cambiemos, Jacqueline Caminoa, quiere que además se lo reconozca en la Legislatura de la provincia.

Para llevar a la práctica la distinción, la legisladora presentó un proyecto mediante el cual propone la realización de una sesión especial donde a García Borboroglu se le entregue una plaqueta, un diploma y una copia de la resolución.

En su iniciativa, Caminoa le agradeció al investigador por “su permanente e incansable labor en la conservación de pingüinos y sus hábitats, y la protección de las áreas marinas de nuestra provincia y el Hemisferio Sur”.

UN DESTACADO TRABAJO EN CIENCIA

El premio “Whitley Gold Award” fue otorgado a García Borboroglu por la Whitley Fund For Nature (WFN) en reconocimiento a su trayectoria, su trabajo mundial en ciencia y conservación de pingüinos y áreas marinas. Es que los conocimientos del investigador “ayudaron a proteger más de tres millones de hectáreas marinas distribuidas en cuatro continentes”.

Pero el chubutense no solo se limita a la producción científica. Su compromiso con la divulgación y la concientización sobre el cuidado del ambiente marino lo han llevado a disertar en Naciones Unidas para lograr que la conservación forme parte de la agenda política mundial.

Además contribuyó a la creación de la Reserva de Biósfera de UNESCO más grande del país, y facilitó la visita de 6.000 mil niños de países en desarrollo a las pingüineras cercanas con el objetivo de incentivar la cultura de la conservación en la sociedad.

Sus artículos científicos publicados han sido de utilidad e impacto en la realidad, es por eso que su trabajo no sólo ha ayudado a conservar ambientes y especies con herramientas que trascenderán en el tiempo, sino también ha generado trabajo y recursos genuinos para las economías regionales, mejorando el manejo de actividades humanas en área costeras y marinas.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico