La "emergencia comercial" busca favorecer al sector ante la crisis

El gobernador Mariano Arcioni firmó un decreto que declara la "emergencia comercial" en la provincia ante la crítica situación que atraviesa el sector. Las deudas impositivas se podrán cancelar con planes de pago con facilidades y reducción de la tasa por mora, apunta la normativa.

Se trata de "una herramienta que busca favorecer al sector comercial ante la situación de crisis general, por un plazo de 180 días, con la posibilidad de extenderlo", destaca los considerandos del decreto de “emergencia comercial”.

La normativa propicia líneas de crédito del Banco Chubut de mayoría estatal, a tasa diferenciada así como también la suspensión de intimaciones por vencimiento del impuesto a los Ingresos Brutos y Sellos y las ejecuciones fiscales de deudas. Las deudas impositivas se podrán cancelar con planes de pago con facilidades y reducción de la tasa por mora.

"Ésta fue una iniciativa acordada con las diferencias cámaras empresariales que están muy preocupadas por la caída de las ventas y las dificultades que tuvieron para hacer frente a sus obligaciones fiscales", explicó el gobernador Arcioni.

"Tenemos que tener en cuenta que el sector comercial es un formidable generador de empleo, al que hay que ayudar frente a las dificultades" apuntó y agregó que dispuso la emergencia comercial por decreto debido a que el proyecto de ley sobre esa medida enviado a la Legislatura chubutense afrontó "ciertos conflictos y demoras".

"Decidí suscribir el decreto de necesidad y urgencia con el acuerdo del resto de los ministros, para poder implementarlo cuanto antes", comentó el mandatario en conversación con Télam.

La declaración de la emergencia comercial había sido reclamada por varias organizaciones, entre ellas la Federación Empresaria de Chubut (FECh) que preside Carlos Lorenzo, quien explicó que "esta medida es en realidad un gesto político porque el principal reclamo que tienen las pymes locales es ante la AFIP (Administración Federal de Ingresos Públicos).

Subrayó que con la AFIP "se viene acumulando deuda (impositiva) porque al sector privado se le hace imposible hacerle frente" y señaló que el pago de los sueldos de los empleados públicos en forma escalonada "provocó una marcada merma del consumo que perjudica de manera directa al sector privado con el consecuente corte en la cadena de pagos".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico