La experiencia de un chubutense en plena segunda ola en Europa

Marcos Sticco reside en Londres pero se encuentra viviendo en Suiza debido a las medidas que se tomaron para evitar el avance de la nueva cepa del COVID-19.

Europa vive una segunda ola de casos positivos de coronavirus. Las autoridades determinan medidas para evitar que el sistema sanitario colapse y lograr tiempo para inmunizar a la población con las diferentes vacunas.

Marcos Sticco es chubutense y reside en Londres, pero se encuentra en Suiza esperando que abran las fronteras para volver a su hogar. Es que todos los países decidieron aislar a la capital del Reino Unido debido a la detección de una nueva cepa del coronavirus, que según los expertos no es más mortal pero sí más contagiosa.

“Cada día es más complicado. Se toman medidas todas las semanas y se actualiza cada dos o tres días. Nadie esperaba que tomen medidas para las fiestas, ni en Suiza ni en el resto de Europa, pero se complicó todo a partir del incremento de casos. Afecta más a las personas que viajan cotidianamente para estas fechas”, aseguró Marcos.

Suiza toma medidas todas las semanas. El panorama era diferente para cada cantón (como se denomina a las provincias), por lo que el gobierno suizo decidió intervenir y unificar los criterios. “En algunas provincias están cerrados todos los negocios. Los que son restaurantes y demás están abiertos hasta las 19 y podes juntarte con otra gente en la calle pero manteniendo distancia. En un ambiente cerrado solo se pueden juntar 10 personas”, describió el chubutense.

Una de las críticas más comunes en Suiza es su demora para tomar decisiones con respecto a otros países. “Por ahí en Alemania se toman medidas más drásticas, Suiza demora mucho más. La gente está enojada porque consideran que están muy lentos para tomar medidas, pero cuando las toman es demasiado tarde”, destacó.

NORMATIVAS QUE NO SE CUMPLEN

Los contagios de coronavirus fueron uno de los temas que más preocupaba y ocupaba a la Argentina. Sin embargo, el ciudadano británico no le presta mucha atención. Según Marcos, las restricciones se respetaban al principio pero luego las cuarentenas no tuvieron éxito.

“Tenes al británico que sigue haciendo su vida normalmente porque las medidas son muy ambiguas. Te dicen ‘no te juntes con nadie’, pero te podés juntar con quien vos quieras en la calle. La gente se agarra de ese gris y hace lo que quiere”, aseguró.

“En Reino Unido mientras tengas los pubs abiertos vas a tener a toda la gente tomando cerveza. Es la cultura de ellos. En los transportes públicos era obligatorio el uso de tapabocas, pero en un momento nadie lo usaba o hasta el mismo chofer del colectivo tampoco lo usaba. En los negocios por ahí los clientes estaban con tapabocas y el que atendía no tenía nada. Las medidas están pero nadie las cumple y tampoco hay control”, detalló.

VUELOS Y TRABAJO

La cancelación de viajes en Europa ha cambiado la forma de vivir de los pobladores. Marcos está a la espera que los habiliten para regresar a Londres. “Estos días cerró la frontera con Suiza y solo está limitado para trabajadores esenciales. No es como Comodoro y Trelew que tenés 300 kilómetros. Acá tenés varios países uno al lado del otro y podés viajar en pocas horas”, subrayó.

El chubutense se quedó sin trabajo hace un mes. La empresa en la cual se desempeñaba se fue del país y sostiene que los rubros más afectados fueron el turismo y la gastronomía.

“Si bien mermó la cantidad de contagios en los últimos meses, muchos hoteles que tenían permitido abrir decidieron no hacerlo porque tenían que abrir al 50% de la capacidad y no les convenía. Lo mismo a restaurantes y pubs. Las compañías aéreas también. Afectó muchísimo el tema laboral y más en Reino Unido porque es uno de los más flexibles y uno de los lugares donde más se da trabajo. Se ve que mucha gente se va a sus países porque se quedaron sin trabajo”, afirmó.

Asimismo, la búsqueda de trabajadores por parte de los sitios de compra y venta han aumentado y muchos ciudadanos se refugian en empleos temporarios para poder cubrir sus gastos mensuales.

En este sentido, Marcos manifestó que no es justo que se compare el accionar de Argentina con otros países de Europa. “Se decía que Europa manejó muy bien la pandemia, pero el verano acá disminuye mucho el tema de los contagios. Yo leía que se comparaban los números de Argentina con los de Europa y la verdad es que en Argentina les agarró de lleno la pandemia en invierno y acá en verano. Y ahora tenés la realidad del invierno en Europa, que empezó hace menos de una semana. Sería justo que se compare la pandemia en invierno de ambos. Acá tuviste seis meses para prepararte y te das cuenta de cómo está todo desbordado”, manifestó Marcos a la espera de que habiliten los vuelos para retornar a la capital de Reino Unido.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico