La foto de una influencer argentina avivó la polémica

En diálogo con Infobae, Delfi Ferrari se defendió de quienes la criticaron por su foto que exalta su cuerpo en las redes sociales. La palabra de una experta en desórdenes alimenticios.

Durante las últimas horas, la instagramer Delfi Ferrari fue Trending Topic en Twitter debido a una foto en la que se la ve en bikini posando al costado de una pileta en Punta del Este, Uruguay. Los usuarios de esta red social -como así también los de Instagram- no tardaron en señalar el detalle de su figura, resaltando la delgadez de la influencer.

Delfi -quien tiene 463 mil seguidores en Instagram- se defendió en diálogo con Infobae: “Siempre hay críticas en las redes sociales y uno no puede hacer nada contra ellas, hay que aprender a convivir con eso, pero sí me afecta aunque quiera poner un caparazón duro, uno es humano y no puede hacer oído sordo a esas cosas, sobre todo porque estoy sana y que me digan que estoy enferma me choca, y más me afecta que estén diciendo que estoy mal influenciando a las niñas más chicas con respecto a mi cuerpo”.

En este sentido agregó: “Soy una persona que siempre se cuidó y este año tomé una posición de meterme en el mundo fitness, empecé a entrenar muchísimo, empecé a cuidar mucho mi alimentación; como todos saben, la alimentación es un 80% y el entrenamiento es la otra gran parte”.

“Si uno se alimenta y entrena bien puede llegar a tener el cuerpo real, y no por estar flaco quiere decir que uno esté anoréxico o bulímico como se ha dicho y creo que esas palabras de la gente hieren porque nadie puede decir ni juzgar al otro solo por las redes o por una foto”, continuó la instagramer mientras descansa en Punta del Este.

Respecto a cómo se siente, Ferrari aclaró: “La gente que me sigue de toda la vida sabe que soy una persona sana, que si no lo estuviera no podría entrenar lo que entreno por día, y de hecho hago un seguimiento con deportólogos, nutricionistas y médicos que me analizan por mi vida fitness, tengo análisis de sangre hechos que lo avalan”.

“Me parece de muy mal gusto que así como se critica por la obesidad también se critica a la gente de cuerpo flaco, y creo que la gente tiene que dejar de criticar al resto y empezar a verse a uno mismo, ya que la anorexia es una enfermedad muy frágil, no se puede estar hablando así de una persona, criticándola”, afirmó Delfina.

A la vez puntualizó: “Si fuese así de que una persona está anoréxica o con una enfermedad o algo, no es la forma de ayudar a una persona insultar a través de redes sociales, no sabemos qué está pasando la persona del otro lado, si esa persona fuera anoréxica con esos comentarios se la hiere, no se la ayuda; es por esto que preferí no hablar hasta el momento, a veces es contraproducente”.

Consultada respecto a cómo es su rutina fitness, confió a este medio: “Por lo general entreno dos veces al día, sino una vez a la mañana, y antes corría medios maratones pero dejé de correr por un problema de fascitis plantar, y empecé este año a full a lo que es pesas y gimnasio con una rutina localizada, por lo general estoy una hora allí”.

A su vez agregó: “Mi meta es aumentar mi masa muscular, me inspiro en muchas chicas de afuera, de los Estados Unidos, como Anita Herbert, y para eso me levanto muy temprano y desayuno potente, ya que tengo que levantar fuerza; también me gusta mucho la natación y cuando puedo intento mechar con esta disciplina también”.

María Agustina Murcho (M.N.7888), licenciada en Nutrición especializada en trastornos alimenticios, aportó su visión sobre el tema en diálogo con Infobae: “Sabemos que las redes sociales son un gran caldo de cultivo de trastornos alimentarios, que son grandes disparadores en personas vulnerables, no ayudan a avanzar en tratamientos y hasta los retroceden”.

La nutricionista se refirió a su vez se refirió a lo que sucede por lo general en estas plataformas: “Sabemos que muchas personas utilizan las redes sociales justamente para esto: buscar aprobación, sentirse bien y subir el autoestima con los comentarios de los seguidores. Pero es importante que vean lo que está pasando, también para que los padres sepan lo que sucede, que esto también es causa de recaídas y retroceso en un tratamiento, no lo invento, sino que lo veo yo en mi propio consultorio”.

“Con esto no quiero decir que la causa de los trastornos alimentarios sean las redes sociales, porque las causas son muchas, pero sí al ser algo que se utiliza cada vez más, dispara estas enfermedades en personas que cumplen con los factores para desarrollarlos".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico