La Guardia entre la falta de insumos, personal y la violencia de pacientes

Con una carta la jefa de la Unidad Médica de Urgencias dejó al descubierto la falta de insumos y personal que repercute de manera directa en la asistencia que puede brindar el sector. Además indica que producto de la falta de insumos y equipamiento se deben enfrentar a las quejas de los pacientes que en muchos casos se transforman en ataques violentos contra médicos y enfermeros.

En los últimos días se conoció la reducción de amas en varias áreas de vital importancia en el Hospital Regional, la Unidad de Médica de Ugencias no está ajena a ese panorama. La jefa del sector, la doctora Romina Galarza Cenzano firmó una misiva en la cual denuncia el estado de abandono en el cual se sostiene el servicio.

“Informamos que el servicio de UMU, como es de público conocimiento, debido a la falta de pago de haberes según los tiempos estipulados por la ley, continuamos con retención de servicio como la mayoría de los servicios del hospital Regional, es decir sólo se brinda atención de urgencias y/o emergencias”.

En este contexto, remarca que se asiste a “una sobrecarga la atención de pacientes en UMU, quejas, violencia verbal sumado a la dificultades de la ausencia de ciertos insumos necesarios para la realización de un óptimo diagnóstico y tratamiento, como por ejemplo la falta de reparación del tomógrafo de nuestro hospital ha llevado a los médicos de urgencias a trabajar en condiciones no óptimas para la atención de pacientes que revisten urgencia en la realización de este recurso, como por ejemplo en diagnóstico de accidente cerebro vascular, Politraumatismo y TEC grave, etc. Afectando directamente la praxis médica, por la falta de poder cumplir protocolos de actuación médica y sobrecarga de los médicos actuantes en cuanto tiempo para la solicitud de los mismos”.

Asimismo, se detalla que el trabajo con otras áreas se dificulta, “en cuanto a laboratorio en múltiples oportunidades no contamos en forma constante con mediciones básicas de urgencia, como por ejemplo troponina, marcadores de función renal, estado acido base, para diagnóstico de IAMSST, IRA, CAD respectivamente”.

Cabe señalar que las derivaciones que debe soportar el área no corresponden solo al ejido de Comodoro. “Nuestro servicio de Urgencias Médicas es centro receptor de todas las urgencias en via pública, atenciones de urgencias de PAMI zona sur (no recibe cápita por dicha atención), recibimos todas las urgencias con obras sociales que el medio privado no reciben por argumentar "falta de cama', todos los pacientes con patologías neuro-psiquiátricas, todos los pacientes privados de su libertad con o sin criterios de atención de urgencias, pacientes derivados desde CAPS MUNICIPALES y desde Htal Rada Tilly y todos los pacientes derivados desde zona rural (Htal Sarmiento, Htal Rio Mayo y Htal Rid Senguer)”, detalló Cenzano.

“Demás está aclarar, que las dimensiones y las condiciones edilicias del servicio de UMU no son las adecuadas para la atención optima, se puso en conocimiento al Sr Ministro de Salud de dicha situación y se presentó proyecto de ampliación al momento sin respuesta favorable”.

De este modo, el UMU deja constancia de la respuesta limitada que puede dar el servicio y apunta a los responsables de tamaña dificultad. “Manifestamos que el servicio de salud se considera garantizado siempre que éste no sea vulnerado con acciones que impidan el normal desenvolvimiento de quienes deben velar en primer instancia por su cumplimiento, en consecuencia, si el estado no brinda a sus médicos, enfermeros y todo personal de salud las herramientas mínimas necesarias para ello, mal puede el estado exigir cumplimiento alguno”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico