La imagen de Javier Milei cayó un 15%

De acuerdo a un estudio del Centro de Estudios de Opinión Pública (CEOP), ya son más los que tienen una visión negativa del Presidente (54%) que los que opinan bien (46%) de su gestión, cuando hace apenas un mes sucedía lo contrario.

El politólogo y director del Centro de Estudios de Opinión Pública (CEOP), Roberto Bacman, desmintió este lunes los dichos de la semana pasada del Javier Milei respecto de su imagen positiva, al dar a conocer el último estudio de la consultora que preside, en donde se revela una importante caída en la valoración de la gestión del Presidente debido, fundamentalmente, al "ajuste brutal" que lleva adelante el Gobierno y que están "pagando los sectores más vulnerables".

"O hay una negación enfermiza o hay alguien que le está endulzando la realidad", se preguntó Bacman en diálogo con AM750, al referirse a las últimas declaraciones de Milei.

"Lo cierto es que un Presidente que ganó con un 56% de los votos y que asumió con 61% de imagen positiva, hoy tiene un 46% de imagen positivo. Cayó un 15% de diciembre hasta la fecha", enfatizó el analista político.

"En dos meses y medio el ajuste fue feroz y cayó muchísimo la imagen. Además, hay 10 puntos porcentuales de los que votaron a Milei que ya tienen imagen negativa. Ya hay arrepentimientos. Probablemente, ese arrepentimiento es en sectores de clase muy baja. Son los que más sienten este ajuste", agregó.

Según el estudio del CEOP, junto con la caída de la imagen de Milei se produce el hundimiento de uno de sus argumentos centrales: nada menos que el 75,9 por ciento de las personas dice que el ajuste lo paga la gente y apenas el 6,7 por ciento cree que “lo paga la casta”.

"Siempre digo que perder contacto con la realidad es muy común para alguien que ejerce la presidencia. Néstor Kirchner me decía que salía a caminar porque no quería ver la realidad desde arriba. Es difícil estar en ese lugar, estar encerrado y ver la realidad, pero hay que hacer un esfuerzo para ello", expresó Bacman.

"Además, creo que este presidente tiene un problema psicológico de base que no le permite ver mucho lo que está pasando. Y tiene un aspecto emocional, ideológico, cuasi religioso, que le hace ver la realidad como que Dios lo puso en la Tierra para resolver este problema de los argentinos", cerró.

Fuente: Página12

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico