La motosierra comenzó a pasar por oficinas de la ANSES en Santa Cruz

Al igual que en todo el país, los despidos de empleados en organismos públicos nacionales que funcionan en Santa Cruz comenzaron a sentir el lacerante efecto de la motosierra que caracteriza una de las nefastas facetas políticas del gobierno del presidente Javier Milei.

El indiscriminado cercenamiento de puestos laborales llegó esta semana a las Unidades De Atención Integral (UDAI) de la Administración Nacional de Seguridad Social (ANSES) y ya son 14 los empleados que fueron despedidos en la zona norte santacruceñaia.

La cantidad fue revelada a El Patagónico por David Hermosilla, referente del gremio que nuclea a los trabajadores de ese organismo, quienes a igual que sus pares de todas las dependencias nacionales (los que aún no perdieron sus empleos), comenzaron a colocar carteles dentro de las oficinas e iniciaron quites de colaboración.

“Hasta el momento hay unos 1.400 despidos de compañeros y compañeras en las oficinas del ANSES de todo el país, de los cuales 5 corresponden a Caleta Olivia, algunos de planta permanente y otros contratados con dos años de antigüedad”, precisó el dirigente.

“Ya es evidente que el gobierno de Milei está haciendo un superávit económico a costa de dejar sin trabajo a la gente y la única manera de frenar los despidos es que el movimiento obrero de ponga al frente de la lucha”, añadió.

“La ANSES es fundamental porque de ella dependen las jubilaciones, los beneficios que puede otorgar y controlar el trabajo registrado y no registrado, pero este gobierno está tratando de convencer a sectores de la sociedad argentina que los organismo estatales no funcionan para cerrarlos y privatizarlos”, puntualizó.

“En este caso, de manera perversa le abre nuevamente las puertas a las AFJP para que la jubilaciones dejen de ser un derecho y pasen a ser un privilegio. Además este gobierno busca que trabajadores activos y pasivos paguen el costo de esta deshumanizada política. Por eso – afirmó- seguiremos con medidas de fuerza, reuniéndonos en asambleas y exigiendo las reincorporaciones de los despedidos porque los trabajadores no son la casta que tanto pregonan los libertarios”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico