La policía rompió los candados en la Escuela 34 y abrió las puertas

Sucedió esta mañana en el establecimiento educativo del barrio La Floresta. Un grupo de padres impedía el ingreso ante el conflicto docente que lleva más de 60 días. Los efectivos de la Seccional Cuarta rompieron los candados y abrieron el colegio.

Este jueves, alrededor de las 7:30, personal policial de la Seccional Cuarta abrió las puertas a la Escuela 34, ubicada en Los Nogales y Granaderos del barrio La Floresta, que los padres habían cerrado con candados en reclamo por el conflicto docente.

Francisca Álvarez, directora de la entidad - en diálogo con El Patagónico - informó que los efectivos llegaron "con una orden", rompieron los candados y abrieron el colegio.

"No era una toma", aclaró Álvarez y describió que "lo que estaban haciendo los padres era impedir el ingreso al establecimiento, habían puesto candados para que no ingrese personal docente, ni alumnos".

A raíz de la situación, ayer los directivos realizaron una exposición policial en la Seccional Cuarta y esta mañana acudieron los agentes de la dependencia policial. "Me comunicaron que por orden de la superioridad se tenía que abrir el candado y garantizar el ingreso a la escuela” describió Álvarez.

En contacto con los padres que mantenían la medida, la directora aseguró que los mismos "se sorprendieron y dijeron que iban a seguir luchando".

"Hoy estamos con clase en tres divisiones en el turno mañana, un solo grado por la tarde y en principio - hasta hoy- se estaría garantizando la actividad escolar" finalizó.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico