La Saladita vuelve este sábado sin venta de frutas y verduras

El paseo informal de ventas del barrio Quirno Costa volverá a cobrar vida este sábado y domingo, pero con un protocolo de seguridad para evitar contagios por COVID-19. No se comercializará frutas ni verduras porque los vendedores de esos productos no se presentaron a la reunión con las autoridades municipales. Habrá presencia policial para que se respeten las normas de cuidado sanitario.

La Saladita volverá a funcionar este sábado y domingo después de estar cerrada durante 86 días debido a las medidas adoptadas para evitar el avance del coronavirus. El paseo informal del barrio Quirno Costa estará disponible de 10 a 18, pero con una particularidad: no se podrán vender frutas ni verduras. Es que los comerciantes de ese rubro no participaron de las reuniones con las autoridades municipales para acordar el protocolo por lo que se decidió no habilitarlos por el momento.

La incógnita está puesta en cuándo volverán a estar presentes los feriantes de frutas y verduras. Según Ruth Torres, delegada de La Saladita, podría ocurrir en dos fines de semana más.

“En 15 días más se podría volver a vender verduras porque se genera mucha basura y al momento de realizar la reunión con el municipio solo asistieron dos vendedores cuando ellos son como veinte. No podemos armar un protocolo con solo dos personas”, explicó Torres.

En diálogo con El Patagónico, la delegada de La Saladita detalló que muchos de los feriantes de frutas y verduras tienen en forma paralela algún comercio establecido en los barrios, pero que nadie quiere dejar su local para reunirse a armar el protocolo.

“Es complicado trabajar con la gente. Estamos haciendo lo posible para que vuelvan los sectores. Por un tema de higiene no están habilitados más que nada porque son alimentos frescos”, afirmó.

PROTOCOLO Y SEGURIDAD

El protocolo sanitario para que pueda volver a abrirse La Saladita llevó un tiempo prolongado de trabajo. No podrá haber más de un vendedor por stand, se deberá poner una mesa y una lona para poder vender los artículos (es decir no se podrá tener los elementos en el piso), tiene que existir un metro de distancia entre los puestos y todos vendedores deberán tener alcohol en gel, barbijos y guantes. Y si es posible una mascarilla.

Además, se contará con personal de la Policía del Chubut y de la Municipalidad de Comodoro Rivadavia para comprobar que se cumplen las normas en pos de garantizar la salud de la población.

“Nosotros vamos a ir una hora antes para poder armar el stand, poner la lona o colgar la ropa. Estamos con mucha expectativa por cómo se desarrolle todo”, afirmó Torres. Es que por cada fin de semana se estima que son entre 300 y 400 los feriantes que se acercan al corazón del Quirno Costa para vender sus productos.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico