Las cámaras privadas tampoco registraron el momento preciso de la agresión a Brian

Como resultado de los ocho allanamientos desplegados se secuestraron extensibles y garrotes, además de teléfonos celulares, chips de telefonía y pen drives.

Con la autorización del juez de garantías Mariano Nicosia, ayer la fiscal Cecilia Codina, quien está a cargo de la investigación por la agresión y muerte de Brian Gómez, lideró ayer ocho allanamientos en domicilios de efectivos policiales de la Seccional Primera y personal de seguridad privada del Draw Pool Pub.

En total fueron diez las diligencias judiciales, ya que también fueron allanados la Seccional Primera de Policía y el propio boliche Draw Pool Pub, donde en la madrugada del 15 de septiembre se inició una pelea que luego continuó en la calle. Allí Brian Gómez (23) fue salvajemente agredido con golpes en la cabeza y falleció ocho días después mientras permanecía internado en el Hospital Regional.

“El objetivo de los allanamientos era secuestrar distintos elementos entre ellos teléfonos, justamente telefonía celular para poder abrir los mismos y determinar si hay elementos. No está determinada la autoría y tampoco se descarta ninguna línea investigativa”, sostuvo Codina.

“No descarto ninguna línea investigativa” repitió la fiscal ayer en conferencia de prensa.

Respecto al allanamiento de la Seccional Primera, indicó que se procedió a revisar los cofres del personal de turno. Según informaron fuentes consultadas por El Patagónico, en ese lugar la Policía de Seguridad Aeroportuaria secuestró algunos garrotes.

Sobre el allanamiento en la comisaría, Codina sostuvo: “había efectivos que estuvieron esa noche (en el incidente donde fue agredido Brian), que estaban hoy también prestando servicios en la Seccional Primera”. A estos sospechosos se les secuestró también sus teléfonos celulares.

Cuando ya han transcurrido 27 días de la agresión sufrida por Brian Gómez, la fiscal planteó ayer: “lo que quiero aclarar es que todavía no tengo determinada la autoría y no puedo descartar ninguna línea”.

Para poder determinar las circunstancias de la golpiza sufrida por el joven, según Codina, debe “verse si en los aparatos de línea de celular surgen elementos. Sabemos que Brian sufrió una lesión en su cráneo. Que a la postre le ocasionó la muerte, que había civiles, que había personal de seguridad, personal policial, no se descarta ninguna línea investigativa. Lo que tengo que determinar es cuántas personas pegaron, si fue una, si fueron varias, con qué elementos. Por eso son las medidas que se realizaron en el día de la fecha”, graficó Codina.

NO HAY REGISTRO

Una de las declaraciones más importantes que ayer dio Codina es que del análisis de grabaciones de cámaras de seguridad privadas del sector de San Martín casi 9 de Julio, se desprende que “ninguna pudo captar el momento preciso de la agresión”.

No obstante, ante la falta de cámaras del sistema público de monitoreo en esa zona, esas grabaciones aportadas por particulares sí han colaborado para precisar qué patrulleros llegaron hasta el sitio de la agresión, así como cuántos efectivos policiales y cuántos civiles se veían en el lugar, “pero no se pudo ver el momento preciso”, insistió Codina.

También a partir del análisis preliminar de esas cámaras de seguridad, se determinó que el patrullero Volkswagen Gol Trend del que daba cuenta el padre de Brian, basándose en un testimonio de un amigo de la víctima, “nunca llegó al lugar, pasó por San Martín con posteridad, pero nunca estuvo en el momento de los hechos”, sostuvo la fiscal. Aclaró que el que llega es un “(Ford) Focus con posterioridad”, que es uno de los móviles de la Seccional Primera.

Sobre la autopsia Codina sostuvo: “Brian había sido intervenido quirúrgicamente (el mismo día de la agresión), por lo que la forense (al practicar la autopsia) tuvo que expedirse por lo que veía después de la cirugía. Sí entrevistamos al médico tratante y obtuvimos las tomografías, por lo que tiene que volver ahora a ampliar su informe la forense con las tomografías, con la parte del cirujano que pudo intervenir antes, para expedirse finalmente (sobre la causa de muerte)”.

Pese a que los allanamientos se desarrollaron casi un mes después de la agresión que terminó con la vida del joven, para la fiscal los allanamientos sirvieron. “Recordemos que tengo que invadirle la intimidad a una persona por lo que tengo que tener elementos suficientes, entrevisté a muchos testigos, y ya lo he dicho que también tuve que prescindir de personal policial porque justamente las sospechas recaen sobre ellos, por lo cual, entrevistamos con la funcionaria que trabaja a mi cargo a muchísimas personas, buscamos otros elementos, entrevistamos médicos, las cámaras que se demoraron algunas porque la de los bancos filman en Buenos Aires (tienen los datos de las grabaciones de las cámaras centralizadas en esa ciudad). Una vez que tuve toda la información y la pude analizar, recién ahí pude determinar los allanamientos”, se excusó.

“Hablamos de sospecha, no tengo autoría”, reiteró Codina.

En el pub no se levantaron secuestros de utilidad. “No puedo adelantar por los medios, lo que tengo. No puedo adelantar nombres, no puedo decir líneas investigativas, sí puedo decir que estamos trabajando mucho”, afirmó Codina ante los interrogantes.

A los integrantes del grupo con el que Brian mantuvo la pelea adentro del boliche no les allanaron sus domicilios. Fueron entrevistados en el marco de la causa.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico