Las víctimas no lograron identificar a Jones Huala como autor del incendio

El fiscal a cargo de la acusación solicitó a los magistrados una pena de 12 años por la destrucción de la vivienda y de 3 años por la posesión del arma artesanal contra el líder mapuche extraditado desde la Argentina.

La familia afectada en 2013 por el incendio intencional de su vivienda en un sector rural próximo a la ciudad chilena de Valdivia, atentado del que se lo acusa a Facundo Jones Huala, no pudo identificar ayer al referente mapuche argentino como participante del ataque que destruyó la totalidad de sus bienes. Así los informaron fuentes judiciales.

Los integrantes de la familia Riquelme son los únicos testigos directos del ataque vandálico. Sin embargo, fueron incapaces de reconocer al referente de Resistencia Ancestral Mapuche (RAM) dentro del grupo de encapuchados que quemaron el lugar.

En el marco del juicio que se desarrolla en Valdivia, Verónica Riquelme, hija de Alberto Riquelme Paillán quien se desempeñaba como cuidador en el fundo Pisu Pisué el 9 de enero de 2013, brindó testimonio ayer sobre la noche en que un grupo de desconocidos con el rostro cubierto los agredió y destruyó su hogar.

“Lo primero fue que escuché unos gritos de mi mamá y después vi a unos hombres que andaban con armas y encapuchados”, recordó y señaló que los desconocidos hablaban en mapudungún.

La mujer explicó que a su padre “lo lanzaron al suelo y después lo amarraron de las manos”. “Les rogamos que nos dejaran sacar más cosas, pero no nos dejaron”, recordó.

En pleno juicio el hermano del acusado, Fernando Jones Huala se levantó para mostrar una fotografía de Santiago Maldonado -el joven que fue hallado ahogado en el río Chubut luego de la represión de Gendarmería en la comunidad mapuche de Cushamen- pero los jueces del Tribunal Oral en lo Penal de Valdivia le indicaron que debía mantener el orden o desalojarían la sala.

Ante ello, el hermano menor de Jones Huala declinó en su actitud, guardó la foto y volvió al orden a la sala de audiencias.

El fiscal Sergio Fuentes dijo que espera que la suma de evidencias como ropas y armas usadas en el ataque sirvan para condenar a Jones Huala, pero los testigos directos no lo señalaron con total seguridad como autor del atentado.

Las fuentes vinculadas al caso señalaron que lo único que quedó establecido es que Jones Huala tenía en su poder un arma de fuego artesanal al ser detenido por Carabineros.

El fiscal solicitó a los magistrados una pena de 12 años por la destrucción de la vivienda y de 3 años por la posesión del arma artesanal.

En 2014, un grupo de cinco activistas que se referencian con reclamos mapuches que también estaban imputados en esta causa fueron sobreseídos por el Tribunal de Valdivia ante la falta de material probatorio sólido que los complique, dado que tampoco fueron identificados por los testigos.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico