Liberan al sospechoso de robarle a la censista

El sospechoso de haber asaltado el miércoles a una censista en Comodoro Rivadavia recuperó la libertad tras la audiencia judicial a la que fue sometido este jueves. La jueza, a pedido de la defensa, consideró ilegal la detención.

Bruno Agell fue imputado este jueves por el delito de hurto tras haber sido detenido ayer con el teléfono celular de una censista, oculto entre sus partes íntimas. La jueza de la audiencia entendió que fue ilegal la detención.

La audiencia de control de detención contra Bruno Marcelo Agell, de 23 años, se celebró este jueves en la Oficina Judicial del barrio Roca y fue presidida por la jueza Mónica García.

El funcionario fiscal Ariel Corredera expuso que el delito investigado ocurrió alrededor de las 7:20 del miércoles cuando la censista de 18 años se trasladaba en la Línea 2 de Patagonia Argentina. Se dirigía hasta la Escuela 133, ubicada sobre las calles Dorrego y Alem, donde tenía que retirar los elementos y planillas que iba a utilizar durante el Censo Nacional.

La pasajera del transporte público descendió en la parada de las calles Alvear y Dorrego, donde también se bajó Agell.

Según el relato de la Fiscalía, ¡a siguió unos metros y le arrebató el teléfono celular marca Samsung A21, con funda verde agua.

Con el celular de un policía obtuvieron la ubicación mediante el GPS del teléfono robado. De esa forma, el sospechoso fue detenido y los efectivos le secuestraron el teléfono celular de la censista.

El representante fiscal pidió que fuera declarada legal la detención de Agell, que sea imputado por el delito de hurto consumado y que se formalice la investigación por el plazo de 6 meses.

La defensora oficial Claudia Torrecillas se opuso a los pedidos fiscales porque entre el robo y la detención de su cliente había transcurrido más de una hora. Tampoco se solicitó una orden de requisa para secuestrar el celular.

La magistrada declaró ilegal la detención de Agell porque entendió que no había flagrancia. Cuestionó que pasó más de una hora entre el robo y la detención, donde el procedimiento policial no se ajustó al derecho.

No obstante, la jueza formalizó la investigación del robo a la censista por 6 meses y en los términos planteados por la Fiscalía. El imputado no posee antecedentes penales y se desempeña como empleado.

La defensora adelantó que solicitará una audiencia de incidentes para llegar a una reparación judicial por el delito cometido.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico