Linares criticó a Nación por la falta de respuestas concretas por el temporal

El jefe comunal cuestionó ayer el retraso que el gobierno nacional tiene en el cumplimiento de los compromisos adquiridos para realizar obras para remediar los problemas y daños que ocasionó el temporal que castigó la ciudad entre el 29 de marzo y el 8 de abril pasado. "Vamos a cumplir un año y seguimos esperando concreciones", dijo el jefe comunal al recordar que "todas las obras que se están haciendo son con presupuesto municipal".

El intendente Carlos Linares lamentó “la falta de cumplimiento de Nación de los compromisos asumidos para la reconstrucción de Comodoro Rivadavia”, afectada severamente tras el temporal que comenzó el 29 de marzo y finalizó el 8 de abril del año pasado.

En ese marco, también resaltó que “este es un municipio que quiere trabajar siempre con todo el mundo. Estamos dispuestos a escuchar cuando hacemos las cosas bien; también cuando hacemos las cosas mal, pero el tiempo apremia y seguimos viendo que la burocracia del Estado no permite hacer y los comodorenses necesitan concreciones”.

Del mismo modo, señaló que “por dar un ejemplo, hicimos la licitación por las primeras 14 cuadras de asfalto; estamos esperando que Nación las vise y tengamos en cuenta que de esto ya pasaron tres meses; ya deberíamos estar en la etapa de construcción”.

“DIFICIL DE EXPLICAR”

“Uno ve la necesidad de la gente, como el plan de Las Américas; el de Fracción XIV y Fracción XV; el del Moure; el de Laprida; Km 8 y el plan de viviendas para los damnificados, que para eso hicimos las aperturas en Rawson hace 90 días y todavía no está ni el adjudicatario”, detalló y subrayó que “mientras tanto, desde acá seguimos trabajando porque sabemos de la urgencia que tienen los vecinos, como el trabajo paliativo que hicimos en el pluvial de Avenida Roca hasta que llegue la obra definitiva, que también depende de Nación”.

En ese marco, el intendente remarcó que “el tiempo pasa y es difícil explicarle a la gente por qué no llegan las soluciones que están pedidas y en donde se hicieron las gestiones. Entonces nosotros las discusiones que tenemos con el gobierno nacional no son por cuestiones políticas, sino por cumplimiento de promesas; por las concreciones de las obras que hacen falta. A nosotros no nos importa abrir licitaciones acá en Comodoro y si las quieren abrir en cualquier parte del país, que lo hagan. Lo que queremos es que vengan las obras que es lo que necesita la gente”.

SUBSIDIOS A VECINALES

El titular del Ejecutivo municipal realizó estas declaraciones luego de encabezar, en su despacho, la entrega de subsidios a las asociaciones vecinales de los barrios Fuchs y Juan XXIII, que recibieron 40.000 y 76.0000 pesos, respectivamente.

Linares puso en valor el trabajo que realizan los titulares de ambas sedes barriales y destacó que “Comodoro somos todos, y juntos vamos a sacar la ciudad adelante”.

En el acto estuvieron presentes, además, el secretario General y de Relaciones Comunitarias, Leonardo Rocha; el secretario de Tierras, Alberto Parada; la subsecretaria de Gestión Presupuestaria, Rita Cárdenas; el subsecretario de Función Pública, Leopoldo Puricelli; la presidente de la Asociación Vecinal de Juan XXIII, Jimena Cores, y el presidente de la Asociación Vecinal de José Fuchs, Carlos González.

Linares manifestó que “nosotros somos responsables de lo que nos pasa; hay que involucrarse para conocer los problemas. Todos teníamos una actividad antes de estar en donde estamos. Es por eso que agradezco la labor que cumplen los vecinalistas porque nos tocó vivir la peor tragedia de la historia; seguimos afrontándola, tratando de salir adelante en la soledad porque pasó el tiempo… estamos cerca de que se cumpla un año y las promesas aún no se cumplen y todo lo que se hace es con el presupuesto municipal”.

“Todos los barrios están afectados. En el barrio José Fuchs la vecinal se tomó en un estado muy deteriorado; la pusieron en valor; tienen la ventaja de tener el gimnasio dentro de la vecinal y nosotros hace unos años también lo pusimos en valor. Todas estas cosas le dan vida a la vecinal porque las vecinales cerradas no tienen sentido. La vecinal tiene que ser el punto de encuentro de la gente y tanto el Juan XXIII, con su gimnasio enfrente, como la vecinal de Fuchs, trabajan por este objetivo”, enfatizó.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico