"Lo más importante ahora es estar con nuestros hijos"

A partir de las más de 40 denuncias contra el profesor de música, los padres de chicos que asisten al Jardín 406 consideran que en este momento es fundamental acompañar a sus hijos y que la Justicia se aboque a la investigación.

“Nos han explicado que es difícil que lo metan preso a la brevedad, más allá de la bronca que podamos tener. Cuesta entender las cosas, pero al fin y al cabo uno tiene que saber que si se hacen las cosas a las apuradas, salen mal. No lo van a meter preso hoy, mañana ni pasado, pero de que lo van a meter preso, lo van a meter preso”. Esas fueron las palabras con las que Fausto Jofré, padre del Jardín 406, le explicó a El Patagónico cómo serán los próximos días en la denuncia por abusos.

Luego de los reclamos del miércoles en el establecimiento educativo y del jueves y viernes en el edificio del Ministerio Público Fiscal, los padres están abocados a la protección de sus hijos. “Lo primordial son nuestros hijos sino estaríamos actuando al revés: primero que lo metan preso y después vemos qué hacemos con los chicos. En las reuniones que tuvimos nos dimos cuenta que estábamos yendo por la dirección incorrecta”, consideró.

Habrá una tregua hasta el viernes. Si ese día no hay avances en la causa, se volverán con las acciones. “Hay que confiar un poco del otro lado. Hoy en día no puedo decir que no me han dado respuestas porque sí lo hicieron. Y por eso ahora puedo darle prioridad a mi hijo, estar con él y contenerlo. Ahora me necesita más que nunca”, subrayó.

Los padres están cansados. El descanso no era una alternativa. La cabeza no paraba de dar vueltas y la bronca crecía a cada minuto. “Tenemos un cansancio que no podemos explicar. No es que dormís de corrido. Te despertás a las 6 y no parás. La energía se acaba y cuando estás cansado no podés pensar bien”, relató Fausto.

“La idea es descansar un poco y poder pasar tiempo con nuestros hijos, que es lo más importante”, aseveró.

ACCIONES Y PEDIDOS

Los cortes de la ruta Nacional 3, el jueves y viernes, generaron complicaciones en el tránsito de Comodoro Rivadavia. El grupo de padres agradeció a la comunidad por entender el reclamo, pero saben que la paciencia de la gente tiene un límite. “Un grupo de padres decidimos no continuar con los cortes de ruta porque la paciencia se acaba en algún momento. Se puede armar un conflicto y no tenemos que llegar a eso”, subrayó.

“Cada uno es libre de hacer lo que quiera y se respeta la postura de cada padre. Lo que sí pedimos es no faltarles respeto a las autoridades. Lo que debemos esperar nosotros es que la Justicia actúe, porque si no lo hace sería un hecho vergonzoso para el país. Ellos mismos nos dijeron que ‘esto no se había visto jamás’”, dimensionó.

"Solo nos queda confiar como nos piden las autoridades porque si no confiamos vamos a seguir quemando cubiertas. Ojalá que nadie tenga que estar en mi lugar. No es que vamos a bajar los brazos. Van a seguir de otra manera. Ahora debemos descansar para recobrar fuerzas y estar con nuestros hijos”, aseguró.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico