"Lo más importante es que hoy el pueblo se exprese"

El presidente Alberto Fernández señaló esta mañana: "lo más importante es que hoy el pueblo se exprese y lo haga con toda su fuerza, con toda su convicción y a la noche escucharemos qué ha dicho". Lo afirmó luego de emitir su voto para las elecciones legislativas generales en la sede de la Universidad Católica Argentina, en Buenos Aires.

El jefe de Estado, acompañado por la primera dama Fabiola Yañez, arribó al complejo educativo, desde la Residencia de Olivos, a las 9.28 y unos minutos después emitió su voto en la mesa número 69.

Fernández subrayó ante la prensa: “un día de democracia siempre lo celebro. Soy un hombre de Estado de Derecho y un hombre de la Democracia, por lo tanto cada día que la Argentina vota para mí es valioso e importante”, a la vez que agregó: “Mañana es lunes y la Argentina continúa y hay que seguir trabajando por construir el país que hace falta que construyamos”.

Dijo también: “gracias a Dios está bien el tiempo, está todo transcurriendo con tranquilidad, que es lo que más nos importa y lo que más le pedimos a los argentinos es que vayan y se expresen para que podamos construir el país que queremos. Ese es el objetivo”.

En ese sentido, el mandatario subrayó que se encontraba “muy bien, con muchas ganas de que este día transcurra en tranquilidad y confianza. Y mañana, con toda la fuerza para seguir gobernando y haciendo lo que tenemos que hacer para lo que el país tiene que ser”.

Al ser consultado sobre el diálogo con la oposición, Fernández respondió: “Siempre hemos tenido el diálogo abierto. En este momento tenemos cinco o seis leyes que son producto del trabajo del Consejo Económico y Social, por lo tanto el diálogo siempre está abierto, no es nuestro problema. No somos nosotros los que no queremos el diálogo” y finalizó con un mensaje deseándoles “el mejor día para los argentinos y argentinas”.

https://twitter.com/alferdezprensa/status/1459878872246333443

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico