Los bancos deberán pedir autorización del Central para girar utilidades al exterior

Las entidades financieras deben contar a partir de ayer con la autorización del Banco Central de la República Argentina (BCRA) para la distribución de sus resultados al exterior, informó la entidad monetaria a través de la Comunicación 6768 y de esta manera el Central busca garantizar la liquidez del sistema en el caso de que los depositantes requieran sus fondos, explicaron desde la entidad.

El BCRA aclaró una vez difundida la comunicación que la medida se aplica solo al universo financiero. “Sólo corresponde a las entidades financieras, no otro tipo de empresa”, puntualizaron.

Y explicaron que el objetivo de la medida es otorgarle liquidez al sistema ante el requerimiento de efectivo por parte de los depositantes. “Con esta medida se garantiza que se mantenga la liquidez del sistema, para que los depositantes puedan hacerse de la liquidez que demanden”.

“En momentos de mayor incertidumbre, buscamos que la liquidez del sistema sea mayor para evitar cualquier tipo de falta de dinero”, sostuvo el organismo, que recordó que “esta medida ya había estado vigente desde 2006 hasta 2018”.

La disposición del BCRA (Comunicación 6768) prevé que el proceso de autorización deberá tener en cuenta los potenciales efectos de la aplicación de las normas internacionales de contabilidad.

En su comunicación a los bancos, el BCRA informó: “adoptó la siguiente resolución: disponer, con vigencia 30/08/19, que las entidades financieras deberán contar con la autorización previa del Banco Central de la República Argentina para la distribución de sus resultados”.

“En dicho proceso de autorización, la Superintendencia de Entidades Financieras y Cambiarias tendrá en cuenta, entre otros elementos, los potenciales efectos de la aplicación de las normas internacionales de contabilidad”, concluyó la disposición del BCRA dirigida a los bancos.

La Asociación de Bancos de la Argentina (ABA), la entidad que agrupa a los bancos de capital internacional con operaciones en el país, se abstuvieron de hacer comentarios sobre la medida dispuesta por el Banco Central, precisaron a Télam.

“Es bastante lógico que, en un contexto donde la liquidez del sistema financiero está bajo estrés, el regulador tome los recaudos necesarios para asegurar que la misma tenga un gestión adecuada”, dijo Gabriel Caamaño economista de la consultora Eco Ledesma.

La medida se tomó el día que se efectuaron los primeros vencimientos atados al nuevo perfil de pagos dispuesto el miércoles por Hacienda y después de que las calificadoras de riesgo internacional bajaran la nota a Argentina a niveles de “default selectivo” o “default restrictivo” según el caso.

Standard and Poor’s corrigió ayer la nota emitida el jueves ubicando a la Argentina en situación de “default selectivo” a CCC-/C es decir con un alto riesgo de impago luego de que Hacienda publicara el nuevo cronograma de vencimientos.

Mientras, Fitch rebajó ayer las calificaciones de la Argentina a “default restringido” en moneda local y extranjera, a partir de la extensión unilateral del Gobierno del pago de ciertas obligaciones de deuda vigentes a partir del 30 de agosto.

En tanto que Moody’s Investors Service bajó ayer las calificaciones senior no garantizadas y de emisor a largo plazo en moneda extranjera y moneda local del gobierno de Argentina a Caa2, desde B2.

Las calificaciones senior no garantizadas de las autorizaciones permanentes también fueron rebajadas a (P)Caa2 desde (P)B2, y la agencia afirmó que estas calificaciones fueron colocadas en revisión para la baja.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico