Los concejales trabajarán con el Tribunal de Cuentas

La auditoría económica y financiera de la Sociedad Cooperativa Popular Limitada (SCPL) comenzará, al menos en el plano organizativo, el lunes cuando los concejales de todos los bloques se reúnan con los miembros del Tribunal de Cuentas Municipal (TCM) que conduce Carlos Relly (Chubut Somos Todos) y que completan Gastón Acevedo (Cambiemos) y Miguel Hernández (PJ).

La reunión iba a concretarse ayer, pero por distintas actividades y en función de esperar la conferencia de prensa del titular de la SCPL, Gabriel Tcharian (ver aparte), tanto los concejales como los integrantes del TCM decidieron dejarla para el lunes.

Acevedo celebró la aprobación de la auditoría y recordó que una iniciativa similar fue impulsada por el organismo de contralor apenas comenzó este período de representación. “Lamentablemente no pudo llevarse a cabo por oposición de la SCPL, que acudió a la justicia, que nos terminó dando la razón. Ahora, con esta aprobación unánime, seguramente la cooperativa no querrá negarse a la misma”, acotó.

En el mismo tono, luego de asegurar que todavía no conocía los alcances de la auditoría, Acevedo insistió en que “conocer los números es prioritario y esto es lo que permitirá este trabajo que encomendó el Concejo Deliberante”.

El abogado finalmente adelantó que, a título personal, iba a sugerir que la auditoría “la realice una consultora externa, que no tenga vinculación alguna con la SCPL. La misma debería ser contratada por licitación pública. Esto nos permitiría tener un trabajo serio y no desatender las otras tareas que tiene que realizar el Tribunal”.

En el Concejo Deliberante, cada uno de los concejales consultados ratificó la validez de la auditoría, y los alcances de la misma. Tal como lo hicieron en el recinto, tanto Ricardo Gaitán de Chubut Somos Todos, Norma Contreras de Integración Chubut Somos Todos, y Nicolás Caridi del PJ insistieron en su necesidad.

La intención de tener “los números claros” para luego poder definir el aumento de tarifas que está pendiente, y la falta de información en tiempo y forma por parte de la SCPL fueron los argumentos que cada uno de los ediles repitieron a lo largo de la jornada.

La auditoría que por unanimidad se aprobó el jueves, establece la revisión de los números de la SCPL desde el 1 de enero de 2012 hasta el 30 de abril del 2018, y está sustentada en los incisos 18 y 22 del artículo 73 de la Carta Orgánica Municipal. Por el primero se establece la responsabilidad del Concejo de fijar las tarifas y por el segundo se le otorga al cuerpo la posibilidad de solicitar la misma al Tribunal de Cuentas.

Si bien el lunes se ajustará, en la resolución se le otorgó al Tribunal de Cuentas 90 días para hacer esta tarea, con informes periódicos al Concejo. El primero de ellos deberá ser elevado el 1 de agosto.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico