Los hospitales recibieron lo recaudado del Bingo Solidario

El evento, donde colaboraron diferentes entidades y referentes deportivos con elementos e indumentaria, como así también otros rubros, se realizó el último sábado y fue un éxito. "Estoy muy feliz, porque lo armamos en dos semanas y se pudo terminar de la mejor manera", reconoció el organizador Alejandro Saldaño. El próximo será en diciembre.

El bingo solidario “Juntos por los hospitales de Comodoro Rivadavia” resultó exitoso y se hizo entrega de lo recaudado al Hospital Regional y al Hospital Alvear, en manos de Carola Jerez y Maite Muñoz, respectivamente. Cada nosocomio recibió 220.550 pesos.

Además, se entregaron los premios del bingo, sorteos y subastas. El primer premio (25.000 pesos) fue para David Haro, un empleado de comercio.

Alejandro “Tachu” Saldaño, director técnico de Oeste Juniors, fue el impulsor de esta movida solidaria que trascendió el fútbol y sumó colaboraciones de otros deportes. En diálogo con El Patagónico, admitió: “Estoy muy feliz, porque lo armamos en dos semanas y se pudo terminar de la mejor manera, donando 220.550 pesos a cada hospital”.

“En la época que estamos, en la situación en la que está el país, la gente, con la pandemia y todo, esto fue más que satisfactorio. El plus fue que el primer premio lo ganó un empleado de comercio, David Haro. Como todos, está con deudas, temas económicos y lo pudo recibir de la mejor manera”, remarcó.

La recepción que este bingo tuvo en la gente, lo sorprendió a Saldaño. “Sorteamos 20 regalos. Ayer la gente venía, recibía una pelota, una remera, y estaba feliz, preguntaban cuándo vamos a hacer el otro, me decían ‘estábamos con mi marido y con mi hijo controlando’. Esas cosas uno no las ve, y ahí te das cuenta que en época de pandemia llegaste a la casa, por lo menos”, reflexionó.

Asimismo, destacó: “En dos semanas vendimos 1.008 bingos, y en los momentos que estamos viviendo ahora, 400 pesos no te los larga cualquiera. La gente grande es la que más ayudó, y por otro lado hubo cuatro o cinco que me dijeron que iban a vender y se cayeron. Si hubiera tenido el apoyo de todos los que se habían comprometido, vendía los 1.200 bingos”.

“Demasiado bien salió, pero el próximo va a salir mejor. Hay gente que quiere colaborar y hay mucha amistad. Un flaco de Astra, Fabián Herrera, llevó 50 bingos y vendió los 50 él solo en todo el barrio. Ahora me mandó lo que se rindió, o sea que hay gente comprometida”, rescató.

Por otro lado, criticó: “Hay gente que representa a instituciones deportivas y no se da cuenta del lugar que ocupa. Estás en un club de contención social. Ellos están con eso de que son hinchas. Ya fue eso, no existe, eso era antes, hay que tener la mente un poco más abierta. Por eso se diferencian las dirigencias del rugby, del básquet. Solo no hacés nada”.

Ahora se vendrá otro desafío. “Vamos a aprovechar todo noviembre para mayor difusión y más puntos de venta. La idea es hacer el próximo evento el primer sábado de diciembre”, adelantó.

Por último, “Tachu” Saldaño, sin olvidarse de la Liga de Fútbol que le cedió las instalaciones y de quienes colaboraron codo a codo, dejó en claro que principalmente fue apuntalado por sus seres más cercanos.

“La Liga me prestó el lugar, yo iba a la hora que quería, abría, cerraba. Eso estuvo muy bueno. Además, estuve acompañado por gente con ganas y eso me alimentó. También quiero darle un especial agradecimiento a mi familia, que me hizo el aguante. Por más que tenga ganas, si no tengo ese apoyo, no puedo hacer nada”, confesó.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico