Luciano Castro se enojó con un periodista y lo atacó

El actor habló sobre las duras críticas que recibe y marcó qué es lo que siente al respecto.

Luciano Castro vivió un momento emotivo en el programa de la Negra Vernaci, su ex, en donde se reencontró con el hijo de ella. Sin embargo, ese clima se cortó cuando salió y se topó con las cámaras, ya que habló con los periodistas y se elevó su temperatura a la hora de hablar sobre las duras críticas que recibe.

Sucede que Luciano Castro comenzó dando una nota y respondiendo consultas de todo tipo, desde Sabrina Rojas hasta Flor Vigna. Sin embargo, a la hora de hablar sobre las opiniones de los periodistas, se elevó su temperatura y no pudo evitar calentarse: “Todo el tiempo me gastan, nadie me respeta”.

Es que el actor considera que así como le dan la mano de frente, luego le pegan a sus espaldas: “Los mismos que me gastan son los que después cuando me ven me dicen que soy Marlon Brando. Eso es lo que me genera violencia, tu cobardía. No que yo haga el video enamorado con mi novia en la bañera, que lo haría 10 veces más”.

Es por eso que expresó qué es lo que más le molesta del periodismo, ya que considera que muchos tienen un tema personal con él: “Los que me violentan son los que me ningunean, no solo a mí, sino después a mis compañeros. Porque mis compañeros me cuentan todo, porque yo soy un demente, pero no soy un mal tipo”.

“Cuando me dicen, 'eh, Guati, no sabes cómo te ningunea, me dijo esto de vos'. Yo, ah, después Guati viene y me da besos, me habla, me dice, eh, 'Luchito'. Es un falso, entonces. Y de esos hay varios”, marcó Luciano Castro dando ejemplo del destrato que recibe.

“A mí realmente no me molesta que hablen, a mí me molesta el modo. La ninguneada, la falta de respeto. El no pensar, mucha gente que se llena la boca diciendo, 'ay, los chicos', que tienen hijos y se olvida en dos minutos. Ahí es donde me empieza a doler a mí”, enfatizó.

Es por eso que aprovechó el tema para pedir respeto: “Hace 40 años que laburo de esto. Yo nunca le falté respeto a nadie. A nadie. Nunca viví la miseria de nadie. Nunca esperé que a nadie le vaya mal. Nunca disfruté que a nadie le vaya mal. Y nunca le pisé la cabeza a nadie”.

“Te puede gustar o no lo que hago, eso ya es subjetividad. Entonces, en base a eso, en base a la subjetividad, si me está faltando respeto o me descansa ya un hombre grande, con 50 años, con 40 años de laburo, ¿y está bien o mal que me enoje o que me moleste? Tiene lógica”, cerró picante Luciano Castro para tratar de mermar con los golpes que recibe de parte del periodismo.

Embed

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico