Macri igual que Pappo: que nadie se meta con su "vieja"

El expresidente le contestó a Cristina Kirchner con críticas a la política energética del kirchnerismo y afirmó: "No se meta con mi madre".

El cruce entre Mauricio Macri y Cristina Kirchner entregó varios capítulos un día después de la inauguración del gasoducto Néstor Kirchner, e incluyó una combinación de datos y chicanas entre ambos por los detalles de la ejecución del proyecto que transportará gas desde el yacimiento de Vaca Muerta, en la provincia de Neuquén.

Las primeras críticas habían aparecido durante el acto de puesta en funcionamiento de la obra, en la localidad de Salliqueló, en la provincia de Buenos Aires, adonde asistieron Cristina Kirchner, Sergio Massa y Alberto Fernández, mostrando una postal de unidad del oficialismo en la previa de las elecciones primarias.

Allí, los referentes del oficialismo destacaron la actuación del gobierno, que concretó la obra en 8 meses y apuntaron contra sus antecesores en la presidencia de Macri, por abandonar el proyecto.

Minutos después de finalizada la presentación, Macri eligió su cuenta de Twitter para expresarse y cuestionar los argumentos de los máximos funcionarios del gobierno nacional, asegurando que la obra había quedado lista para licitarse en 2019, cuando tuvo que abandonar la Casa Rosada porque la mayoría del electorado le dio la espalda.

Cristina Kirchner retomó esa polémica un día después, este lunes, publicando en sus redes sociales, datos del avance de la obra en los períodos en los que ella formó parte del gobierno nacional, en contraste con la gestión que le tocó encabezar a Macri. Allí incluyó una ironía: “Ahora se entiende por qué su mamá lo castigaba por mentir”, dijo, aludiendo -sin nombrar a los protagonistas- a una entrevista en la que la mamá de Macri, Alicia Blanco Villegas, afirmaba que había “llegado a pegarle por mentir” a su hijo, contando una anécdota de crianza.

Poco más de dos horas después de la chicana que le dedicó Cristina Kirchner, el fundador del PRO decidió escribir una nueva respuesta. “La vicepresidenta me acusa de no haber construido gasoductos. ¿Para qué iba a hacerlo, si nos había dejado sin gas para transportar?”, dijo concluyendo: “Y no se meta con mi madre, vicepresidenta, que fue una buena madre”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico