Madryn: 300 infectados en alta mar en 13 barcos pesqueros

Desde el SOMU piden que sean alojados en hoteles de Chubut para hacer la cuarentena. "Los muchachos llevan 45 días arriba del barco, no sabemos por dónde vienen los contagios", alertaron.

Mientras la pandemia de coronavirus avanza considerablemente en la provincia de Chubut, donde ya se contabilizan 5.630 casos positivos y 65 muertos, también crece la preocupación por el aumento de infectados en barcos pesqueros que se encuentran en alta mar frente a su costa.

Desde el Sindicato de Obreros Marítimos Unidos (SOMU) aseguran que unos 13 barcos, que se encuentran en las inmediaciones de Puerto Madryn, tienen unos 300 tripulantes con COVID-19 a pesar que la mayoría de las embarcaciones llevan un mes y medio sin tocar puerto.

Lo que más preocupa a las autoridades provinciales es que esa ciudad, junto a Comodoro Rivadavia, son las que presentan más casos activos en Chubut por lo que pusieron reparos para permitir que la tripulación haga la cuarentena en tierra.

Juan Navarro, Secretario de Pesca del SOMU, advirtió que “hay toda una psicosis” debido a que muchos hoteles no quieren abrir sus puertas para alojar a los marineros que necesitan transitar la enfermedad ante posibles casos de gravedad.

ENCRUCIJADA EN MADRYN

“Estamos en alerta, porque no vemos por dónde vienen los contagios. Hay barcos que no han hecho relevo, los muchachos llevan 45 días arriba del barco y han tenido contagios. No sabemos por dónde vienen”, dijo Navarro a FM del Viento.

Asimismo, el dirigente gremial aclaró que la mayoría de los infectados son asintomáticos y no revisten gravedad. “Muchos prefieren quedarse en los barcos, pero necesitamos bajarlos”, indicó.

Conscientes de la delicada situación sanitaria que atraviesa Madryn, sumada a que no tiene la infraestructura hotelera para albergar a todos esos trabajadores, Navarro aseguró que están tratando de gestionar con Nación para que deriven los barcos a otros puertos.

Frente a este panorama, el SOMU amenazó con un paro de actividades y le envió una carta al presidente Alberto Fernández, donde solicitó las “garantías necesarias” para seguir desarrollando la actividad.

“En los últimos días ha escalado de manera exponencial la cantidad de tripulantes embarcados infectados por covid-19. Hoy son más de mil las trabajadoras y trabajadores a bordo de buques pesqueros en todo el país”, señaló el SOMU.

Para graficar la situación que atraviesa el sector, ejemplificaron con lo que está ocurriendo actualmente en la rada Golfo Nuevo de la ciudad de Puerto Madryn, donde actualmente hay fondeadas 13 embarcaciones en las que todos sus tripulantes están contagiados.

CONFLICTO DE INTERESES

“Ante ello las empresas pretenden se mantengan en rada sin asistencia médica por el término de 14 días más, lo que desde luego atenta contra todo protocolo sanitario conocido y el mínimo sentido del respeto por la salud de los trabajadores”, indicaron.

A pesar del creciente número de casos, Jorge Frías, Secretario General de la Asociación Argentina de Capitanes de Pesca y delegado de la Liga Naval Argentina en Mar del Plata, destacó que los protocolos puestos en marcha hicieron que desde el inicio del pandemia no se presentaran -hasta el momento- trabajadores contagiados. “Demasiado que aguantó cinco meses. Ahora hay que atender los problemas a medida que vayan surgiendo. Es decir, dar atención a los buques que se vean afectados”, explicó Frías a Infobae.

“Al principio los barcos permanecían en alta mar y estaban dos mareas sin desembarcar, pero no todos. Estibadores, reparadores, proveedores subieron al barco y ahí está la fisura. Es difícil controlar ya que el COVID camina por las calles y no hay manera de pararlo en los barcos. Ha habido un trabajo satisfactorio ya que estuvimos 5 meses sin casos”, enfatizó Frías, quien alertó que ahora “los barcos están entrando a los puertos cada 5 o 6 días y también está la incursión de los fresqueros que lo hacen cada 2 días”.

“Todo se complica con el desorden que hay en los puertos, dado que todas las actividades se mezclan y a esta altura ya no se puede buscar un responsable en la marinería o capitanía porque también están los estibadores y otros trabajadores y se desmadró”, concluyó.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico