Marcia Larrauri: "fue un Mundial muy diferente a los anteriores"

La ciclista de Comodoro Rivadavia participó de su cuarto Mundial en Villa La Angostura el fin de semana pasado, y habló en exclusiva con El Patagónico. Ahora piensa en el Panamericano en Catamarca el 22 de mayo.

Un mes antes, la ciclista Marcia Larrauri y su entrenador Martín Bravo viajaron a Salta para entrenar en altura, y llegar al Mundial Master XCO en Villa La Angostura. El factor climático jugó un papel importantísimo porque el circuito se fue destruyendo por el agua nieve que cayó desde el primer día de actividad en el cerro Bayo.

Larrauri terminó 10ª en la clasificación en la categoría F Master A (35-39), y en una charla con El Patagónico conto su experiencia en Neuquén y ya piensa en su próximo compromiso en Catamarca donde participará del Panamericano de Mountain Bike. Su entrenador Martín Bravo finalizó 9° en su categoría Master B2 donde hubo 95 competidores.

"Fue un mundial muy diferente a los anteriores (participó en 2016 en Italia, 2017 y 2018 Andorra). Fue atípico por la cantidad de participantes, éramos 30 y fue algo muy bueno lo que viví. Nos habíamos preparado en la altura de Cachi en Salta con Martín Bravo un mes antes. Llegamos muy bien, y bajamos a Villa La Angostura sobre la fecha y el trabajo lo íbamos a poder plasmar", comentó Marcia.

Luego de terminar la preparación en Salta viajaron hasta Neuquén para el desafío mayor, y se encontraron con un clima muy diferente a lo vivido en el norte argentino. "El primer día con lluvia probamos el circuito que es hermoso, ya había corrido dos fechas del Argentino ahí pero le realizaron modificaciones, muy técnico pero nos fuimos enamorados de lo que era. Pudimos rodarlo de punta a punta. Ya el segundo día había llovido toda la noche y el panorama cambió, ya no era tan lindo, era súper técnico", detalló.

Larrauri detalló cada giro en el circuito y relató cómo se fue dando vuelta tras vuelta los cambios en su andar debido al agua y el barro en su bicicleta. "La lluvia era cada vez peor y decidimos no girar el sábado. Sabíamos que el sábado había que hacer lo que teníamos pensado con el circuito que nos toque. Mucho frío, me indicaba 6 grados pero no hacía esa temperatura. Agua nieve, todo helado. En la primera vuelta se hizo una enredada y me tuve que bajar de la bici para avanzar a pie, buenas sensaciones, con los descensos bárbaros, se podía manejar bien. En la segunda vuelta ya no sentía las manos y el barro no me dejaba trabar los pedales sobre todo para el descenso que es fundamental", apuntó.

Con la mitad de las vueltas cumplidas, la ciclista comodorense comenzó a sentir que el cuerpo y la mente ya no eran los mismos que comenzaron a competir. "La tercera vuelta ya era dolor, nunca había sentido esa sensación. De hecho iba más rápido cuando me bajaba y avanzaba con la bici en la mano. Solo quería llegar al arco y que termine, me quedaba una vuelta más pero solo quería terminar ese giro porque venía sufriendo demasiado", acotó.

Para el bien de Marcia y el resto de las competidoras, la organización tomó la decisión de bajar la bandera un giro antes. "Ya en la tercera vuelta deciden parar la competencia porque veían que bajaban chicas con hipotermia, y me sacaron envuelta con una manta. Tenía la casilla cerca, mi hermano salió corriendo a prepararme un té, mi novio y mi cuñada me esperaban con mantas esperándome, Martín Bravo agarró la bici, y la verdad que muy pocas chicas pudieron salir sin hipotermia de ese circuito", comentó con una sonrisa ya en Comodoro Rivadavia.

El balance fue positivo por todo lo que aconteció y todo lo vivido. Le quedó la sensación de que podía estar su nombre más arriba en el clasificador, pero quedar 10a entre 23 ciclistas en su categoría es muchísimo. "Terminé re contenta, por ahí en otro momento hubiera sido más dura conmigo. Creo que estaba para más pero las condiciones climáticas no me dejaron demostrar eso y apuesto al Panamericano el 22 de mayo en Catamarca. Terminé feliz donde en cada rincón sentí el aliento de la gente, lleve mi gente a alentar allá, a los Biciratones que bancaron todo el trayecto y eso es lo que más me quedó y me llena el corazón", sentenció.

A una semana de la exigente prueba en Neuquén, ya tiene el foco en lo que viene. Ya se recuperó y salió a entrenar con la cabeza puesta en el Panamericano en Catamarca el mes que viene. "De esta carrera me deja eso, contar ese cariño de la gente. Estar en un Mundial, participar y recibir el apoyo de la gente dando todo es una experiencia única. Esto no termina acá, tenemos una nueva experiencia en mayo en el Panamericano y vamos por eso", sentenció Marcia Larrauri.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico