Más de 20 cuadras de fila por 500 puestos de trabajo

Una cadena de supermercados abrirá una sucursal en la localidad de Yerba Buena en Tucumán, el ofrecimiento de puestos de empleo generó una revolución en el conglomerado que tiene más de 42 mil personas fuera del mercado laboral.

La cadena comercial ofrece unos 500 empleos para jóvenes de entre 18 y 35 años. Las hileras de personas desnudan una de las realidades socioeconómicas de la crisis: la de un aglomerado urbano en la que el desempleo trepó al 10,6% en el primer trimestre, con poco más de 42 mil personas sin posibilidades de acceder al mercado laboral. El flagelo es mucho más agudo en la franja etaria de hasta 29 años: la desocupación alcanza al 21%, sin distinción de sexo.

Una cadena de supermercados de la localidad de Yerba Buena, en la provincia de Tucumán, lanzó una búsqueda laboral para inaugurar su nuevo local y miles de personas, mayoritariamente jóvenes, pasaron la noche haciendo fila para conseguir un puesto.

La cadena ofrece unos 500 empleos para jóvenes de entre 18 y 35 años. A los vecinos del lugar no los sorprendió la amplia convocatoria se trata de un aglomerado urbano en la que el desempleo trepó al 10,6% en el primer trimestre, con poco más de 42.000 personas sin posibilidades de acceder al mercado laboral. Un flagelo que es mucho más agudo en la franja etaria de hasta 29 años: la desocupación alcanza al 21%, sin distinción de sexo.

Los aspirantes comenzaron a formar fila en la puerta del local desde la tarde del día anterior, para entregar su CV. Poco después, el resultado fue el de veinte cuadras de cola, con miles de personas que se agolparon frente al supermercado.

TRABAJO EN RIESGO

En Tucumán hay otras postales de la crisis que golpea a la provincia, como la de la cadena de supermercados Luque, que amenaza con despedir a 1200 familias; la del ingenio Santa Bárbara, donde otras 450 familias ya llevan un año sin trabajo, o las decenas de comercios cerrados en la zona céntrica.

En un país donde el desempleo supera los 10 puntos, donde el contexto económico es cada vez más complicado y la incertidumbre crece a cada hora; donde tres de cada cuatro jóvenes en la provincia tienen un trabajo no registrado, sin aportes, ART o sueldo que sirva para llegar a fin de mes, las 20 cuadras de fila para conseguir un trabajo, anticipan una cosa: miles, la gran mayoría de los postulantes, se quedará con las manos vacías al terminar el proceso de selección.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico