Messi marcó un tanto en la goleada de Barcelona

El equipo "culé" derrotó 4-0 al Villarreal por la tercera fecha del campeonato de fútbol español de Primera división. El partido representó el debut de Ronald Koeman como DT del club catalán.

Lionel Messi, aún cuando marcó un gol de penal, asomó como un actor de reparto en el estreno goleador de un Barcelona del DT Ronald Koeman, que no tuvo inconvenientes para arrollar 4-0 al Villarreal, en partido por la fecha 3 de la Liga Española de fútbol.

El estadio Camp Nou fue mudo testigo (no hubo público en las tribunas por la pandemia del coronavirus) del debut en la temporada de un ‘Barsa’ que buscó disimular ausencias y redimirse del lacerante 2-8 ante el Bayern Munich, por la última Liga de Campeones de Europa.

A medias y ante un rival absolutamente limitado, el ‘nuevo equipo’ del crack rosarino diseñó una nítida superioridad, pese a que el funcionamiento colectivo satisfizo, solamente, de a ratos.

Y en ese contexto sorprendió el hecho de que Messi no fuera el puntal de la ofensiva de un elenco blaugrana que intenta olvidar lo más rápido posible la partida de Luis Suárez, el uruguayo que hoy empezó a pagar con goles (2) en su estreno con Atlético de Madrid.

Es que el goleador histórico de la entidad catalana se movió como una suerte de ‘falsa’ referencia de área, jugando por el centro ante dos defensores que otorgaron ventajas pero, así y todo, no sufrieron la demoledora cuota de contundencia que suele desplegar el ‘10’ del seleccionado argentino.

Es más, a Messi pareció costarle el partido desde lo físico, a partir de que casi no tuvo pretemporada de preparación, desde que se desató el ‘culebrón’ de una eventual salida que finalmente devino en continuidad con disconformidad.

La llave que tuvo el Barcelona para abrir la zaga adversaria estuvo por el costado izquierdo del ataque, cada vez que Jordi Alba y el juvenil Ansu Fati ofrendaron como pistones por ese sector.

El juvenil, de 17 años y con ascendencia africana que ya debutó con el seleccionado de España, marcó los dos primeros tantos (Pt. 15m. y 19m.). Y generó el penal (falta de Mario Gaspar) que originó el tercero, cortesía de un remate de Messi, abajo y contra el palo derecho de Asenjo (Pt. 34m.).

Otra buena intervención del capitán del ‘Barsa’ que lanzó un envío ‘picante’ al área rival propició un rechazo apurado de Pau Torres (Pt. 45m) que se transformó en gol en contra y permitió el 4-0 definitivo.

El segundo período estuvo completamente de más. Porque Barcelona, más allá de algunos arrestos individuales aislados, sacó el pie del acelerador, mientras Villarreal, más allá de que mejoró ligeramente con el ingreso del japonés Take Kubo (de la cantera del Real Madrid) no tuvo nunca poder de fuego como para inquietar a Neto, hoy reemplazante del alemán ter Stegen.

En el equipo visitante ingresó a falta de seis minutos, el exzaguero de River, Ramiro Funes Mori, mientras el guardavallas Gerónimo Rulli (ex Estudiantes de La Plata) permaneció en el banco de suplentes.

En el Barcelona de Koeman, que tuvo un convincente debut desde lo numérico aunque no tanto en el rendimiento, se produjo la primera convocatoria para el juvenil argentino Santiago Ramos Mingo (inferiores de Boca Juniors), quien llegó a la institución blaugrana haciendo uso de la patria potestad.

Este jueves, el equipo del entrenador neerlandés se trasladará hasta Vigo para medirse con el local Celta, mientras que Villarreal jugará un día antes frente a Alavés.

SUAREZ X2 EN EL ATLETICO MADRID

Por su parte, el uruguayo Luis Suárez brilló en su debut en Atlético de Madrid, dirigido por Diego Simeone, con un doblete y una asistencia en poco más de veinte minutos en cancha para la victoria por 6-1, con un tanto del argentino Angel Correa, sobre Granada, como local.

El delantero, de 33 años, fue suplente en su primer partido con la camiseta del "colchonero" pero le alcanzaron 24 minutos en cancha para asistir a Marcos Llorente para el 4-0 y luego marcar el 5-0, de cabeza, y el 6-1 luego de un rebote en tiempo de descuento.

El exsocio de Lionel Messi en Barcelona también estuvo a punto de patear un penal que le habían convertido a él pero el árbitro lo anuló tras revisar la jugada en el VAR.

Antes del ingreso de Suárez, quien se robó todo el protagonismo del primer partido de la temporada del Atlético de Simeone, el equipo madrileño había encaminado la victoria de la mano de una gran actuación del argentino Ángel Correa.

El rosarino, ex San Lorenzo, asistió a Diego Costa para el 1-0, convirtió el 2-0 y también le dio el pase al portugués Joao Felix para el 3-0.

A los 25 minutos del segundo tiempo, el "Cholo" dispuso el ingreso de Suárez, con la camiseta número 9, en reemplazo de Diego Costa.

Con apenas dos minutos en el campo de juego, el uruguayo asistió a Llorente para el 4-0, luego marcó, con un gran cabezazo, el 5-0 a los 40' y en el tercer minuto de descuento decoró la goleada capturando un rebote del arquero.

El equipo de Simeone, que tuvo en el banco de suplentes al defensor argentino Nehuén Pérez, también tuvo un penal en el primer tiempo que falló Saúl.

La jornada de domingo también tuvo la derrota de Osasuna, con Jonathan Calleri como titular, ante Levante por 3-1, como visitante, el triunfo de Athletic de Bilbao, en la misma condición, sobre Eibar por 2-1.

Sevilla, con los concursos de Lucas Ocampos y Marcos Acuña, ambos convocados por Lionel Scaloni al seleccionado argentino, se impuso como visitante a Cádiz, por 3-1.

En el reciente subcampeón de la Supercopa de Europa anotaron el neerlandés Luuk de Jong, Munir y el croata Ivan Rakitic,en su regreso a la institución, tras su paso por el Barcelona.

Cádiz, que tuvo en sus filas a los argentinos Mauro López y Augusto Fernández (ex River y Vélez), había abierto la cuenta por intermedio de Salvi.

Además, Valladolid, con un tanto de penal de Sergi Guardiola, igualó 1-1 con Celta, que marcó a través de Iago Aspas.

POSICIONES: Betis y Granada 6 puntos; Real Sociedad y Celta 5; Real Madrid, Getafe, Valencia y Villarreal 4.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico