Ministra de las Mujeres, Géneros y Diversidad: "estamos conmovidas e indignadas"

La ministra de las Mujeres, Géneros y Diversidad de la Nación, Elizabeth Gómez Alcorta, le apuntó al Poder Judicial y la policía por el femicidio de Úrsula Bahillo en manos de un oficial de las fuerzas.

La ministra de las Mujeres, Géneros y Diversidad, Elizabeth Gómez Alcorta, cuestionó el accionar de la Policía y el Poder Judicial que hicieron oídos sordos a las denuncias por violencia de género realizadas por Úrsula Bahillo, la joven de 18 años asesinada en la ciudad de Rojas por su expareja, un oficial de la Bonaerense de 25 años que tenía una restricción perimetral.

“Estamos conmovidas e indignadas, no consideran este problema como una cuestión de primer orden”, se quejó Gómez Alcorta en diálogo con La Mañana, por AM750. La ministra afirmó que la víctima había hecho varias denuncias por violencia de género y cuestionó que las autoridades no hubieran reaccionado ante las sucesivas violaciones de la restricción perimetral.

Bahillo fue asesinada de diez puñaladas por su expareja, Matías Ezequiel Martínez, un oficial de la Policía Bonaerense que fue detenido y acusado por el “homicidio calificado por violencia de género”, que prevé una pena de prisión perpetua.

Gómez Alcorta recordó que Martínez era miembro de una fuerza de seguridad, tenía licencia psiquiátrica y ya había sido denunciado por amenazas a otra mujer. “Aparentemente había otra denuncia sobre un hecho relacionado con un delito contra la intregridad sexual”, sostuvo.

En las últimas horas salieron a la luz los mensajes y audios que la joven envió a sus amigas, donde relató las amenazas de Martínez y las agresiones. "Me tiene amenazada de muerte. Por eso tengo miedo amiga", escribió horas antes de encontrarse con su expareja en uno de los chats.

Una de sus amigas publicó en Twitter una captura de pantalla del chat con Bahillo, en el que la joven de 18 años aseguraba: "Sí amiga. Siete meses me pegó. Me callé siempre. Hasta que me vi muerta. Por eso lo denuncié".

En este sentido, lamentó que “para los poderes judiciales y la policía estos no son temas prioritarios”. “El problema es cuál es el lugar que dan a nuestros relatos, a las denuncias que presentamos, tanto el Poder Judicial como las fuerzas de seguridad”, indicó.

Además, Gómez Alcorta condenó el accionar de las fuerzas de seguridad durante la protesta encabezada en la ciudad de Rojas por familiares y amigos de Úrsula. “A una de las amigas, que fue con indignación a gritarle a la policía, le dispararon una bala de goma en la cara”. “La respuesta del Estado es la indiferencia, el ninguneo y la violencia”, lamentó la ministra.

Fuente: Página 12

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico