Nadia Kesen: "quiero empezar mi vida de cero"

La acusada del crimen de Domingo Expósito Moreno brindó una entrevista en su segundo día de libertad, contó que lo primero que hizo al salir de prisión fue visitar la playa con su hija y aseguró que no va a permitir que se siga hablando mal de ella y su familia. Además adelantó que no viajará a España por el proceso judicial que le inició la familia de Expósito Moreno.

En una entrevista exclusiva a Radiovisión Nadia Kesen habló por primera vez después de que fuera absuelta por el Superior Tribunal de Justicia. Respecto a lo que vivió desde el 25 de junio de 2014 cuando fue asesinado el padre de su hija, Domingo Expósito Moreno, indicó que fue “un calvario”. “Es dolor, no quiero volver atrás no solo por el dolor que pasé yo, sino por la pérdida del papá de mi nena. Es irreparable, sufrí mucho desde el 2014 al día de la fecha”, dijo.

En cuanto, a la posibilidad de presentarse ante la Justicia española donde los padres de Moreno le iniciaron un juicio por la sustracción de la menor, Kesen indicó que no viajará. “Todo lo que han iniciado en España con abogados es a raíz de una condena que yo tenía acá, en eso está trabajando mi abogado y no sé qué va a pasar porque hoy estoy libre. Yo tengo un abogado allá que se va a encargar de eso. Yo no voy a ir”, sentenció.

Sobre la responsabilidad de Sergio Solís, su expareja, en el crimen indicó que fue algo que le costó aceptar y aseguró que no intentó volver a verlo. “Yo quiero empezar mi vida de cero, esto te hacen valorar las cosas desde otro punto de vista”, dijo.

ya había aceptado mi condena, no estaba de acuerdo con lo que decidieron los jueces, pero había aceptado que lo tenía que vivir

Kesen se quebró en la entrevista al momento de recordar cuando le informaron que quedaba en libertad. “No me lo creí, pensé que me estaban jodiendo”, dijo entre lágrimas. “Para mí me faltaba dos años, porque yo ya había aceptado mi condena, no estaba de acuerdo con lo que decidieron los jueces, pero había aceptado que lo tenía que vivir. Me costó asimilar la libertad y todavía no caigo del todo”.

Su primera salida en libertad fue como la soñó desde el encierro, en la playa con su hija. La pequeña está próxima a cumplir 10 años y su madre aseguró que estuvo protegida pero informada de todo lo que ocurrió, “ha madurado a la fuerza”, reconoció.

“Ella tiene lindos recuerdos de su padre, recuerdos de ir a la playa, de bailar. A ella le dolió mucho eso, como a todos, como a mí también. Yo nunca pude hacer el duelo del padre de mi hija, porque no me lo permitieron jamás, me acusaron desde el minuto cero”, lamentó Kesen.

Ya no tolero que quieran seguir hablando mal de mi persona

En este sentido, indicó que a causa de esas acusaciones decidió volver a hablar. “Jamás salimos a hablar, ni yo ni mi familia, porque respetamos siempre las decisiones de los jueces, pero ahora lo hago como una persona libre, como una ciudadana común, y ya no tolero que quieran seguir hablando mal de mi persona”, cerró.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico