Negocian una salida laboral para 80 obreros de la construcción de una contratista de YPF

Linares planteó que se le terminaron las excusas a las empresas petroleras que evitan invertir en la Cuenca del Golfo San Jorge. "Tenemos el barril de petróleo por encima de los 75 dólares y el precio del combustible es alto, por lo que todos los parámetros son positivos para el sector empresarial", graficó. E insistió: "no hay excusas para no invertir, así que no vamos a permitir que los trabajadores de Comodoro sean una variable de ajuste".

El intendente Carlos Linares se reunió ayer en una mesa de trabajo con el ministro de Hidrocarburos de Chubut, Martín Cerdá, autoridades de la operadora YPF y dirigentes de la Unión Obrera de la Construcción (UOCRA), ante la alerta por 80 telegramas de despido a trabajadores de dicha rama.

En ese marco, el intendente volvió a remarcar la importancia de la apertura de espacios para la negociación y la defensa permanente de la clase obrera, por parte del Ejecutivo municipal. “El contexto económico favorece al empresariado. Se terminaron las excusas para la no inversión”, subrayó.

En la sede de la administración de YPF en Comodoro Rivadavia, se abrió así una mesa de diálogo que convocó al intendente Linares, referentes de la operadora y al secretario general de la UOCRA, Raúl Silva junto a su comitiva. Fue para evaluar alternativas que reactiven la mano de obra en la industria hidrocarburífera. En la ocasión, se pasó a un cuarto intermedio, que se reanudará la semana próxima.

Después del encuentro, Linares explicó: “ayer –por este jueves- conocimos la posibilidad de despido de 80 trabajadores de la UOCRA, por lo que llamamos a una intervención inmediata para destrabar el conflicto. En este sentido, quiero destacar la predisposición del ministro Cerdá y las autoridades de YPF para la generación de esta mesa de diálogo”.

Sobre los resultados de la reunión, informó que la misma se reanudará la semana que viene, pero valoró algunos puntos que auguran la solución al conflicto, al manifestar: “por estos días, tenemos el barril de petróleo por encima de los 75 dólares y el precio del combustible es alto, por lo que todos los parámetros son positivos para el sector empresarial”.

“No hay excusas para no invertir, así que no vamos a permitir que los trabajadores de Comodoro sean una variable de ajuste. Se terminó la idea de empresas multimillonarias y gente pobre”, expresó el intendente; en un fuerte mensaje de defensa a la clase obrera.

Linares aseguró: “las negociaciones seguirán siendo en un contexto de paz social, con todas las partes involucradas en una misma mesa de diálogo y el compromiso puesto en los ítems fijados en cada reunión. No hay otra forma de superar los conflictos”, subrayó.

Y dejó en claro: “siempre me van a encontrar del lado de los trabajadores, acompañando la tarea que se lleva adelante desde los sindicatos, en la búsqueda permanente de dignificar su calidad de vida”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico