Nueva denuncia por abuso sexual contra el integrante de la Iglesia Mormona

Marcelo Moreno Pérez, quien fuera detenido por un caso de abuso sexual fue denunciado por su media hermana, Ludmila por abusarla cuando tenía 5 años. La joven contó lo sucedido en la Iglesia: "Pero me dijeron que lo perdone, que las personas cambian. Por eso dejé de ir".

Un nuevo testimonio involucra a Marcelo Moreno Pérez, el integrante de la Iglesia Mormona que fue detenido el lunes por un caso de abuso sexual de una adolescente: Ludmila, su medio hermana, relató que era abusada cuando tenía 5 años y él 17.

El hombre fue detenido el lunes por pedido del fiscal de la Cámara 3ª Marcelo Hidalgo, en el marco de una causa que está próxima a llegar a juicio, y por la que está imputado, pero en libertad desde 2019. El abuso denunciado data de 2017, y el caso habría intenado ser tapado con un acuerdo civil por más de 4 millones de pesos.

En diálogo con el programa radial Otra Vuelta de Tuerca, Ludmila relató que era abusada todas las tardes por Moreno cuando vivían en la misma casa, por ser hijos del mismo padre.

Embed

“Esto fue en el año 2005, cuando yo tenía 5 años y él vivía conmigo porque es hijo de mi papá. A la siesta, cuando ellos dormían, abusaba de mí. Hasta que un día pude hablar con mis padres y contar la verdad, porque tampoco podía dormir de noche”, contó la joven que hoy tiene 22 años.

“Mi papá es religioso desde que era chico, mi mamá es atea. Y él es mormón porque mi papá lo hizo religioso. Lo mandó a la iglesia desde chiquito”, describió, y dijo que al contar los abusos su padre lo sacó de la casa.

“No lo vi por un par de años, con esto de la religión que te llenan la cabeza, mi papá lo perdonó y lo volvió a traer a casa. Cuando cumplí 18 años hablé con mi papá porque no lo quería ver más, esas personas nunca cambian”, contó.

Por entonces, Ludmila contó lo sucedido en la Iglesia: “Pero me dijeron que lo perdone, que las personas cambian. Por eso dejé de ir”.

Sobre su caso no existe una denuncia judicial, porque según recuerda, cuando su madre fue a la comisaría a denunciarlo le dijeron que nada se podía hacer. “En la comisaría sexta le dijeron que era la palabra de una nena de 5 años contra la de él”, repasó.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico