Omar Narváez: "las motos son una pasión y en el 2017 voy a pelear el campeonato"

El púgil trelewense logró ayer el subcampeonato de la categoría 250cc en el autódromo General San Martín, y realizó un balance de la temporada. Además, habló del boxeo, y de su preparación para la chance mundialista por un título en la categoría Gallo.
El campeonato de las Motos de Velocidad llegó a su fin. Sólo resta la entrega de premios, y el boxeador Omar Narváez charla con el resto de los pilotos mientras suben las motos a una camioneta. Al lado su hijo no se despega un segundo. Los dos van camino a la torre de control en el autódromo General San Martín, y el viento los obliga a caminar más despacio. Miran hacia abajo, y el gran campeón saca su celular y se saca una selfie para la posteridad con el viento de frente, y con los boxes de fondo.
Sube al podio dos veces. La primera por el podio del fin de semana, y la restante para recibir la copa por el subcampeonato de la categoría 250cc junto a su amigo Luis Pes, quien se lo ganó con autoridad, y con anticipación.
Una persona del público le pide una foto, y acepta gustoso. Más de una vez, su hijo hace de fotógrafo y ambos con una sonrisa. Reciben sus copas, y caminan para boxes rápidamente para salir a la ruta nacional 3 y volver a Trelew antes de la medianoche.
El Patagónico lo sigue, y mientras se cambia accede a una charla. No a un mano a mano porque hubiésemos perdido. Se lo ve feliz, y disfruta de cada momento. "La verdad que esto de viajar y competir es algo muy lindo, es un gusto que nos damos. A mí las motos me encantan y eso te permite compartir un viaje, charlas, mates y suma mucho. Acelerar y andar arriba de la moto me permite compartir momentos con amigos, y me da mucha satisfacción", reconoce Omar Narváez.
Su hijo guarda los trofeos en el asiento trasero, y el púgil da su punto de vista sobre lo obtenido a lo largo de todo el 2016. "Lo del subcampeonato es un plus. Salimos segundos en el campeonato pero para mí alcanzar a Luis es casi imposible. El está para cosas mayores, creo que podría competir en un Nacional tranquilamente, y nosotros vamos aprendiendo. Esta es la primera temporada que hacemos completa y salir subcampeón es algo que me da mucha satisfacción", subraya.
Al hablar de la categoría 250cc se utiliza la palabra "rival" cuando en realidad, en este caso son amigos abajo y arriba de la pista. "Con Luis (Pes) compartimos bastante, no es un rival. Nosotros venimos de Trelew, y él me ha dado una mano importante para poder crecer en este deporte. Tiene un nivel muy alto, y en lo personal vamos mejorando. El me da consejos para poder bajar los tiempos, cómo tomar las curvas, la posición de manejo. El tiene la posibilidad de seguirte y después tranquilo te dice cosas para mejorar. Saca más la cabeza, saca más el cuerpo, estirate más, acelera un poco más que la moto entra", explica mientras mira.
El estado físico es fundamental en cualquier disciplina deportiva. Omar Narváez siempre tuvo apego al gimnasio, y eso suma mucho a la hora de estar arriba de una moto también.
"El entrenamiento para motos es distinto a lo que estoy acostumbrado, pero todo sirve. Yo subo y bajo de la moto como si nada, el cuerpo no lo sufre. La condición física es muy importante siempre. Eso me da más tiempo para maniobrar y a una persona normal le cuesta. Soy chico y peso poco, y eso acá con la moto sirve bastante", reflexionó el piloto y boxeador.
No son pocos los que piensan que el motociclismo de velocidad es un deporte riesgoso, y más para un boxeador, pero el "Huracán" Narváez sabe lo que hace. Solo una vez se fue al piso, y sin consecuencias. "A lo largo del año hemos tenido buenas participaciones, tanto en Trelew como acá en Comodoro, y no hemos tenido grandes problemas. Sólo en una práctica me caí, sufrí una caída pero no fue nada grave. Entrando en cuarta y me fui al piso. Fueron solo raspones, y queda como anécdota. La moto no se hizo nada, y nosotros por suerte tampoco", recordó.
El haber disputado todo el año el campeonato de Motos de Velocidad no le ha sacado tiempo para seguir pensando en los guantes, que por ahora están lejos de ser colgados. "En los boxístico estoy muy bien. Siempre estamos preparados, y pensando en lo que se viene. Estamos preparadísimos para la eliminatoria por un título mundial (de la categoría Gallo) y vamos en busca de una tercera chance mundialista", afirmó Narváez.
Por último, y antes de subirse a su auto para regresar a Trelew, Omar Narváez dejó un saludo a toda la gente de Comodoro Rivadavia que siempre lo recibió muy bien en la capital petrolera, y sentencio: "el motociclismo es una pasión que me agrada y es casi seguro que vamos a seguir, que vamos a venir de nuevo a Comodoro a correr, y donde se presenten las Motos de Velocidad. Vamos a venir, y vamos a redoblar la apuesta para pelear el campeonato el año que viene".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico