Once testigos declararán en el juicio por la muerte de un ciclista camino a Diadema

El juicio contra Luis Moreno, quien se encuentra imputado por haber atropellado al ciclista Eduardo Leguizamón, comenzará el 2 de octubre y declararán once personas. Moreno es director de Pavimentación de la Planta Asfáltica del municipio y perito accidentológico. La esposa de Leguizamón, Ana Toro, cuestionó al imputado. Lo acusó de querer desligar su responsabilidad en el accidente y pidió la pena más severa que los jueces puedan aplicarle.

La jueza Raquel Tassello presidirá desde el 2 de octubre el juicio contra Luis Moreno, imputado por atropellar y matar al ciclista Eduardo Leguizamón, el 11 de mayo de 2016 por la tarde, en el ingreso al barrio Diadema.
El debate contará con el testimonio de once personas que fueron testigos y que vieron al imputado a unos 5 kilómetros del lugar donde murió el ciclista. Algunos observaron rastros del impacto que habían quedado en su camioneta.
Moreno es director de Pavimentación de Planta Asfáltica del municipio y perito accidentológico. La esposa de Leguizamón, Ana Toro, lo cuestionó ayer por "desaparecer" durante cuatro horas y media y "no pedir ayuda" para que asistieran a su marido.
Según Toro, el funcionario municipal utilizó ese tiempo para comunicarse con dos abogados y una médica para luego presentarse en la Comisaría Mosconi aludiendo que "había atropellado algo".
En consecuencia, la esposa de Leguizamón pidió que Moreno reciba la pena máxima posible dentro de la caratula de homicidio culposo, teniendo en cuenta todas las pericias que se han hecho y el registro de cámaras de seguridad que se han recuperado. "Esto te la da la pauta de que es un sujeto peligroso para la sociedad", consideró.
"El en todo momento trata de desligarse de responsabilidad y no lo digo sin pruebas, lo digo con todo los registros que hemos logrado juntar", agregó.

Ana Toro 2.mp4
Video: Martín Pérez / El Patagónico

En este sentido, Toro criticó a la Municipalidad por no tomar cartas en el asunto. "Yo no pido que realicen acciones judiciales sino que tengan seriedad y responsabilidad porque a él (por Moreno) le volvieron a dar el registro (de conducir) a las dos semanas (de la muerte de Leguizamón)", sostuvo Toro.
Recordó que cuando atropelló a su marido, Moreno tenía el registro de conductor vencido y no contaba con el seguro del vehículo.
Hay que recordar que Moreno fue partícipe en otro accidente el 2 de junio de este año cuando protagonizó un choque sobre la Ruta 3 en el semáforo de ingreso al barrio Castelli, donde no se registraron heridos.
"¿Están esperando que haya otro Eduardo Leguizamón para que la Municipalidad tome cartas en el asunto? No legalmente sino con un sumario administrativo. No nos han comunicado nada y parece que no van a hacer nada", criticó Toro.
Asimismo, la esposa de Leguizamón se solidarizó con la familia del canillita Sergio Faúndez, quien murió luego de que su moto -detenida en un semáforo- fuera embestida en la madrugada del 21 de enero de 2015 por Brian Smith, quien conducía una camioneta, en estado de ebriedad.
El victimario recibió la pena de tres años de prisión en suspenso y por seis años no puede conducir.
"Yo quiero hacer hincapié en algo, mis condolencias y acompaño a la familia del canillita por el dolor profundo y la indignación que deben sentir, el agravante de nuestro caso es justamente que este perito de accidentología hizo todo a conciencia, siempre buscó tapar el delito", denunció Toro.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico