Otro camión se quedó sin frenos al ingresar al centro

n camión que se dirigía por la ruta 3 en dirección norte sur, se quedó sin frenos en al acceso a la zona céntrica y se transformó en protagonista de un accidente del que por fortuna no se tuvieron que lamentar víctimas.

De todas formas, se registraron daños materiales importantes en tres vehículos que estaban estacionados sobre Güemes, entre Sarmiento y San Martín.
No dejan de ser señales los accidentes como el que nos ocupa en este caso y si no se hace algo al respecto en cualquier momento la ciudad tendrá que lamentar una tragedia. La muerte, según lo demuestra la experiencia local, parece ser el incentivo por excelencia a la hora de tomar decisiones.
En los últimos meses, tanto el acceso al centro desde la zona norte, o por la avenida Rivadavia, fueron escenarios de accidentes que muy mal pudieron haber terminado. Por Rivadavia terminaron tres vehículos estampados contra el paredón del Comando y, por fortuna, no hubo muertos.
Hace dos semanas un camión sin frenos arrastró a lo largo de una cuadra y media a un Ford Ka, algo impresionante y milagroso que resultó con daños materiales. Al día siguiente una mujer también se quedó sin frenos cuando ingresaba por Güemes y tampoco hubo heridos.
No son los únicos antecedentes porque para un Día del Niño un camión de Bomberos debió volcar entre Sarmiento y San Martín para no atropellar a todos los chicos que festejaban entre La Anónima y el Banco Nación.
A las 8 de la mañana de ayer la historia se repitió y una vez más salió bien, pero no se puede especular y creer que todos los accidentes en ese lugar tendrán final feliz.
Esta vez un camión Fiat Iveco (dominio WVO 967) se quedó sin frenos y el chofer, Walter Fabián Olivera (29), hizo todo lo que tuvo a su alcance para detenerlo sin lastimar a nadie.
En esa alocada carrera por Güemes chocó a tres vehículos, entre ellos a un Ford Orion (dominio AGG 833); un Renault 12 (dominio RHL 822) y una Ford F 100 (dominio EBT 655).
En el hecho tomó intervención la policía de la Seccional Primera y al no registrarse personas heridas no hubo secuestro de vehículos. De todas formas, parecen ser suficientes las señales que están dándose como para hacer algo en serio con los accesos al centro.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico