Para Perata fue "una desgracia con suerte"

En la reunión con padres de estudiantes de la Escuela 7.719 de El Maitén, la ministra de Educación de Chubut consideró que la intoxicación con monóxido de carbono sufrida por alumnos y docentes fue una "desgracia con suerte". El gremio docente convocó a un paro de 24 horas para este lunes con la finalidad de repudiar lo sucedido en la institución y para cuestionar al Gobierno provincial por "desentenderse saliendo a buscar responsables en vez de hacerse cargo de lo qué pasó".

La intoxicación con monóxido de carbono en la Escuela 7.719 de El Maitén generó lógica indignación en gran parte de la comunidad debido a que, al menos, 19 estudiantes, entre 12 y 18 años, resultaron afectados.

La ministra de Educación de Chubut, Florencia Perata, y el ministro de Infraestructura, Gustavo Aguilera, se dirigieron a la cordillera para reunirse con los padres y tratar de brindar respuestas a lo que ocurrió.

La titular de la cartera educativa expresó en la reunión que “se trató de una desgracia con mucha suerte”. Esto generó irritación en los padres quienes le pidieron la renuncia a Perata.

Asimismo, la Regional Noroeste de la Asociación de Trabajadores de la Educación de Chubut (ATECh) cuestionó la decisión del Gobierno provincial de no hacerse responsable de los arreglos en las instituciones. “Nosotros venimos denunciando deficiencias edilicias en las escuelas. Hubo una reunión con el ministro (de Gobierno, Cristian) Ayala hace menos de un mes para llevarle el relevamiento que hicimos de las escuelas y no hicieron nada. Esto era algo que esperábamos algo de un momento a otro y pasó”, cuestionaron los dirigentes gremiales.

“Es una situación que se vive denunciando desde enero y podría haberse evitado. Nosotros como gremio de nuestra regional no queremos que las responsabilidades se limiten al equipo directivo como por momentos nos pareció que todo apuntaba hacia ellos”, aseveraron.

“El fiscal que está a cargo de la causa lo señaló bien. Acá hay más de un responsable, no solamente recae sobre el equipo directivo. Sino que hay responsabilidades de supervisión, empresa contratada, ministros y el gobernador (Mariano Arcioni)”, agregaron.

En este sentido, los dirigentes de la Regional Noroeste de ATECh denunciaron que muchas escuelas tienen clases con obras que no han finalizado o con obreros trabajando en la institución. “Hoy los finales de obra tienen que estar listos antes que los niños entren al aula. Esta cuestión de que haya clases a como dé lugar se terminó. No se puede permitir más”, advirtieron.

Y manifestaron su apoyo a los directivos que consideren apropiado suspender las clases si no están las condiciones dadas. “Cuentan con todo nuestro apoyo, no pongan en riesgo, ni al personal ni a los niños”, subrayaron.

Esta situación llevó a que la central de ATECh decretara un paro provincial de 24 horas para este lunes en repudio a la intoxicación de los alumnos en la Escuela 7.719 de El Maitén y para cuestionar al Gobierno provincial por “desentenderse saliendo a buscar responsables en vez de hacerse cargo de lo qué pasó”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico