Pidieron el pase a disponibilidad de los dos policías investigados por robo

El hombre que denunció que durante la noche del martes fue asaltado en Rivadavia y Los Ajenjos por dos policías que descendieron de un patrullero, identificó que el vehículo en que se movilizaban era un Ford Focus, lo que le permitió a la Justicia individualizar a dos suboficiales que cumplían turno en ese horario. Desde el área de Asunto Internos de la Unidad Regional confirmaron a este diario que se pidió el pase a disponibilidad de los efectivos hasta que la investigación determine si son responsables del robo que se les imputa.

Tal como público El Patagónico en forma exclusiva en su edición de ayer, el robo contra un ciudadano dominicano que involucra a dos integrantes de la Policía del Chubut que se desempeñan en la Unidad Regional de Comodoro Rivadavia, generó el pedido de sus pases a disponibilidad.

Fuentes oficiales adelantaron que desde el área de Asuntos Internos de la mencionada unidad, solicitaron el pase a disponibilidad de los suboficiales, medida que deberá analizar el jefe de la fuerza a nivel provincial, Miguel Gómez. Es que si bien en los allanamientos efectuados no se hallaron los elementos denunciados como robados, existen distintas pruebas que comprometen a los efectivos, cuya identidad es mantenida en reserva por la Justicia.

La noche del martes, sobre las 22, la policía de la Seccional Cuarta montó un operativo de tránsito sobre Rivadavia y Los Ajenjos, donde participó un móvil del área de Operaciones de la Unidad Regional. Y una hora después se registró el episodio que denuncia el damnificado.

Según la denuncia ante la Unidad Regional, la víctima caminaba por Rivadavia y Los Ajenjos del barrio La Floresta cuando fue interceptado por dos suboficiales que descendieron de un patrullero marca Ford Focus. El peatón fue despojado de su iPhone y de 3000 pesos.

A partir de la denuncia de la víctima, la Justicia efectuó un allanamiento en el domicilio de uno de los efectivos, así como en el edificio de la Unidad Regional que funciona sobre la calle Güemes casi Rivadavia. También se inspeccionó el patrullero en el que se movilizaron esa noche los uniformados sospechados.

Si bien no se encontraron los elementos robados, desde la Unidad Regional aseguraron que existen otras pruebas que comprometen a los dos suboficiales. Por esa razón, desde el área de Asuntos Internos ya pidieron la separación de los policías de la fuerza.

Mientras se analizan las medidas disciplinarias, los efectivos siguen con sus funciones, pero bajo un estricto control. No salen a la calle y tampoco andan en patrulleros, sino que cumplen funciones de seguridad en el área a la que pertenecen.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico