Por segunda vez se realizó la impugnación de la sentencia por el homicidio de Valeria Palma

Tras la nulidad de la sentencia de cámara que fue dictada por la Sala Penal del Superior Tribunal de Justicia en torno a la condena que recibió Mario Díaz por el homicidio de su pareja, Valeria Palma, se efectuó una nueva audiencia de impugnación con el tribunal que esta vez integraron los jueces Daniel Pintos, Alejandro De Franco y Hernán Dal Verme. El lunes se conocerá el veredicto.

La segunda audiencia de impugnación de sentencia en torno a la condena que recibió Mario Díaz por el homicidio de su pareja, Valeria Palma, se llevó a cabo en la Cámara Penal de Comodoro Rivadavia, con una nueva conformación del tribunal. Este quedó integrado por Daniel Pintos, Alejandro De Franco y Hernán Dal Verme. En esta ocasión, la Fiscalía fue representada por la fiscal general, María Laura Blanco mientras que el acusado fue asistido por la defensora pública, Lucía Pettinari.

El 30 de agosto último la Sala Penal del Superior Tribunal de Justicia provincial -integrada por los Jueces Mario Luis Vivas, Miguel Angel Donnet y Alejandro Javier Panizzi- declaró nula la sentencia de la Cámara en lo Penal de Comodoro y dispuso el reenvío para que “otros magistrados procedan a examinar la impugnación ordinaria interpuesta por la defensa contra la sentencia” de primera instancia.

En el juicio inicial Díaz fue condenado, por mayoría, a la pena de 19 años de prisión como autor del delito de homicidio simple que tuvo como víctima a Valeria Nicol Palma. En ese fallo, los jueces señalaron: “el acusado entendió el alcance criminal de su conducta y dirigió sus acciones conforme con ello”, pero no conforme con el resultado la defensa –que durante todo el proceso la llevó a cabo la defensora pública Lilián Bórquez-, impugnó ante la Cámara Penal.

NULO DE NULIDAD

ABSOLUTA

En la segunda instancia, el tribunal de alzada resolvió confirmar por unanimidad la sentencia impugnada, pero en los fundamentos no hubo coincidencia. La jueza Carina Estefanía ratificó la condena en todos sus aspectos, mientras que Martín Montenovo y Guillermo Müller entendieron que Díaz era inimputable.

“Sin embargo, ambos camaristas entendieron que la consecuencia de la declaración de inimputabilidad -el reenvío para la aplicación de medidas de seguridad- vulneraba la garantía que prohíbe el agravamiento de la situación de quien recurre”. Según su criterio, estas medidas significaban una sanción más severa que la privación de la libertad.

A todo esto, el fallo de primera instancia ya se encontraba en la Sala Penal porque a ese alto cuerpo acudió con su recurso extraordinario la Fiscalía. No obstante, los magistrados del máximo tribunal resolvieron declarar nula de nulidad absoluta la sentencia de la Cámara y ordenaron su reenvío para que una nueva conformación lleve a cabo la impugnación de la sentencia de grado.

Esa audiencia fue la que se realizó y el lunes al mediodía se conocerá el resultado. Allí, la defensa reclamó la inimputabilidad de Díaz y que se sostenga el voto que en minoría efectuó el juez de primera instancia, Mariano Nicosia.

El homicidio de Palma ocurrió el 27 de agosto de 2016, las 23:20, en el interior de un inquilinato ubicado sobre la calle Ignacio Rucci que compartían el imputado y la víctima. Luego de una discusión el imputado tomó un martillo y comenzó a golpearla con fuerza, o cual motivó la intervención del dueño del inquilinato, quien le quitó el martillo a Díaz; pero este siguió agrediéndola con un cuchillo, provocándole múltiples heridas en el rostro, pérdida de masa encefálica y 24 lesiones punzo cortantes en el tórax y abdomen.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico