Presupuesto 2019: el recorte en educación será pronunciado

El ajuste de gastos que proyecta el gobierno nacional para el año que viene se sentirá con fuerza en la educación inicial, primaria y secundaria. Casi todos los programas del Ministerio de Educación destinados a fortalecer esos segmentos del sistema educativo sufrirán recortes pronunciados en 2019.

Las caídas más marcadas se registran en los programas de Fortalecimiento Edilicio de los Jardines de Infantes, que cae un 57% en términos nominales y un 68,4% en términos reales; el Plan Nacional de Educación Digital, con un recorte del 58,8% nominal y del 68,8% real; la partidas para Infraestructura y Equipamiento, que caen un 69% nominal y un 77,1% real, y las Acciones de Formación Docente, que se reducen un 14% nominal y un 36,3% real.

Aunque la educación es responsabilidad de las provincias, la inversión nacional sostiene una parte del sistema y suaviza las inequidades entre los distritos. Los porcentajes surgen de comparar el presupuesto vigente con el proyectado para 2019. Como ya se hicieron recortes durante el año en curso, la brecha se amplía si el contraste se hace con el presupuesto 2018 tal como fue sancionado.

Para calcular la variación real se tiene en cuenta la inflación promedio del 34,8%, incluida en el proyecto de presupuesto 2019. Es el índice que contempla el Gobierno para determinar la evolución de distintas variables, por ejemplo, para proyectar la caída del 0,5% del PBI.

La reducción general de las partidas para educación se refleja también en la "función Educación y Cultura", una categoría del presupuesto que engloba el gasto para esa finalidad de todas las áreas de la Administración Pública Nacional. Si bien registra un crecimiento nominal del 21,3%, el alza queda por debajo de la inflación promedio. En relación con el PBI, la "función Educación y Cultura" cae del 1,37% en 2018 al 1,25% en 2019. El recorte global no es aún mayor por el crecimiento de los recursos destinados a las universidades.

El programa Desarrollo de la Educación Superior experimenta un aumento nominal del 36%, lo que significa un incremento real del 1,7%, precisa un estudio de la Confederación de Trabajadores de la Educación de la República Argentina (Ctera). Como los fondos para el sistema universitario concentran casi el 70% de los recursos que el Ministerio de Educación vuelca a sus 18 programas, la contracara de ese aumento es la caída de las partidas para educación inicial, primaria y secundaria.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico