Procesaron al "Pity" y se conoció el diálogo antes del asesinato

El cantante Cristian "Pity" Álvarez quedó procesado con prisión preventiva por homicidio agravado por el uso de arma de fuego. El mismo tiene una pena que va de 10 a 25 años de cárcel.

La Justicia ordenó el procesamiento con prisión preventiva de Cristian Gabriel "Pity" Álvarez Congiu por considerarlo autor del delito de homicidio agravado por el uso de arma de fuego. Además, será embargado por un millón de pesos y se encomendó al PRISMA, el pabellón psiquiátrico de Ezeiza, que le brinde al cantante asistencia por sus "padecimientos de salud verificados" y su consumo "problemático de sustancias psicoactivas".

Hace una semana, cerca de las 2 de la mañana “Pity” mataba de cuatro disparos a Cristian Díaz, un hombre que había vivido en Villa Lugano pero desde hacía un tiempo sólo pasaba por el lugar para visitar a su hija y sus amigos.

Desde un primer momento se habló que lo que había desatado el crimen fue una pelea previa entre los dos. Se conocían pero no se llevaban muy bien. De hecho, cuando el músico confesó ante la prensa el homicidio, aseguró que la víctima era un ladrón.

"Y lo que comenzó como una mera conversación, inmediatamente se habría convertido en algún tipo de reclamo por parte de Díaz. Según el testimonio de quien se hallaba junto a Álvarez, la víctima le habría recriminado al imputado por una supuesta sospecha que el último montara ante la falta de algunos objetos personales, ocurrida en una fecha incierta", indica el procesamiento firmado por el juez Martín Yadarola.

EL MENSAJE QUE DESATÓ EL HOMICIDIO

En el procesamiento, el juez aseguró que un testigo de identidad reservada recordó un episodio previo "en el que Díaz habría acercado a Álvarez a conseguir droga, quedándose con una mochila del causante u objetos que había en su interior".

"Este reclamo es lo que habría provocado un intercambio de palabras, frases y el recuento por parte de ambos de distintos antecedentes vividos por los involucrados (al decir de la testigo: quién había estado detenido con antelación y por qué delitos)", añade la resolución.

Según la testigo presencial, "habría decidido incitarlo a pelear, mientras hacía ademanes con sus brazos golpeándose la zona del pecho manifestando en algún pasaje del suceso: '…vos sabés quién soy, te acordás de mí, te acordás cuándo yo te llevé a la villa, vos dijiste que te faltaban cosas en la mochila y yo no soy rastrero…”.

Según se supo, Dïaz increpó a “Pity” y le dijo: "Vos una vez me dijiste que me ibas a pegar un tiro cuando te faltaron cosas en la mochila. Si vas a tirar, tirá”. A lo cual agregó: "Si vas a tirar un tiro, tirá, gato”, mientras golpeaba con su mano la gorra que llevaba colocada y acercándose con su propia cabeza hacia el rostro de Álvarez "con la intención de avanzar en la provocación".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico