Provincia fortaleció la atención en los hospitales a raíz del brote

Dos enfermeras y una mucama fueron contratadas para el Hospital de Epuyén luego de que inició el brote de hantavirus. Mientras que al Hospital de Esquel ingresaron tres enfermeras y pasaron a planta cinco mucamas. Además los servicios del Hospital Zonal de Esquel: la Unidad Médica de Urgencias (UMU), la Unidad de Terapia Intensiva (UTI), Clínica Médica y Clínica Quirúrgica, ampliaron y reorganizaron sus turnos de trabajo a 8 y 12 horas.

Así lo confirmó ayer el Ministerio de Salud de Chubut. La subsecretaria de Planificación y Capacitación, Jimena Marcos, explicó: “desde el inicio del brote, nos encontramos trabajando intensamente para cubrir las necesidades de atención que requiere la situación”.

“Se movilizaron recursos humanos desde los establecimientos que componen las diferentes Áreas Programáticas de Salud de la provincia, quienes se redistribuyeron y de manera rotativa cumplen funciones de soporte y guardia en los nosocomios de Esquel y Epuyén”, agregó.

Marcos a modo de detalle explicó que “del Hospital de Trelew se encuentra trabajando un médico generalista en el Hospital de Esquel; desde el Hospital de Puerto Madryn y el Hospital de Comodoro Rivadavia viajaron enfermeros y médicos terapistas; y hasta contamos con la colaboración de un enfermero de Costa del Lepá”.

La intención del Ministerio es continuar con esta modalidad de trabajo hasta que el brote este controlado. En ese sentido, Marcos agradeció la “buena predisposición para las diferentes coberturas que se fueron requiriendo” por parte de los profesionales.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico