Proyectan un impuesto extra a quienes ingresaron al blanqueo

El Presidente expresó su apoyo a un proyecto de ley que impulsa el diputado Máximo Kirchner para quienes blanquearon dinero en 2017. Afirmó que le parece "lógico" que los que "más han ganado después de defraudar al Estado" hagan un esfuerzo.

El presidente Alberto Fernández dijo hoy que apoya el proyecto de ley que prepara el Frente de Todos para establecer un impuesto especial para los que blanquearon dinero en 2017, durante la gestión de Mauricio Macri.

“Es lógico que hagan un esfuerzo”, dijo el jefe de Estado en un reportaje que le brindó al periodista Horacio Verbitsky.

Además, expresó que aquellos que ingresaron al sinceramiento fiscal fueron “los que más han ganado o los que más se han beneficiado después de haber defraudado al Estado por no pagar impuestos”.

El blanqueo, que se realizó en los últimos meses de 2016 y los primeros de 2017, significó un ingreso de U$S 116.000 millones al sistema.

Aquella vez, los activos que entraron en el sinceramiento habían pagado un impuesto extraordinario por unos $ 148.000 millones.

El blanqueo duró ocho meses. Según recuerda TN, unos 254.700 CUIT (el 96% correspondió a personas físicas y 4% a personas jurídicas) realizaron operaciones de declaración voluntaria de bienes por U$S 116.800 millones, de los cuales U$S 93.300 millones correspondieron a activos que se encontraban en el exterior.

VOCES EN CONTRA

Según iProfesional, expertos en tributación desaconsejan la aplicación de ese gravamen ya que generaría litigios judiciales contra el Estado.

Iván Sasovsky, CEO de Sasovsky & Asociados señaló:“desde el punto de vista técnico, quienes accedieron al blanqueo hoy son contribuyentes de su patrimonio de la misma forma que quienes no hayan accedido a esa amnistía”.

“La modalidad a partir de la cual se incorpora ese patrimonio a ser declarado no genera diferencias en la capacidad contributiva que permitan hacer ningún tipo de diferenciación por clase justificable; por lo que de prosperar traería una ola de juicios y no el efecto recaudatorio necesario en estos momentos”, advirtió Sasovsky.

“Pensemos que la tasa diferencial para patrimonio del exterior vigente hoy en día, se va a judicializar. Una medida en este sentido no obtendrá el objetivo buscado, a no ser que se trate de cuestiones más ideológicas que recaudatorias”, explicó el tributarista.

“El valor del patrimonio que se sinceró en 2016 hoy puede no existir o verse reducidos estrepitosamente por la caída de las inversiones en todo el mundo”, agregó.

“Personalmente no creo que esto lleve a nada bueno si se parte de una falacia de ir en contra de una amnistía que tuvo su ley correspondiente para llevarse a cabo y cuyo origen de esos patrimonios ya está prescrito”, concluyó Sasovsky.

En tanto, Diego Fraga, socio del estudio RCTZZ señaló a iProfesional que un nuevo impuesto a los que blanquearon “sería castigar impositivamente a los que entraron en la amnistía del gobierno anterior a cargo de Mauricio Macri”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico