Quién es la diputada cordobesa que se volvió viral por una foto

María Celeste Ponce encabezó la lista de LLA que triunfó en su provincia y ocupa una banca en el Congreso hasta 2027. Se define como “una mujer de derecha” y es dueña de una empresa que brinda servicios de software.

“Es una foto común, en la oficina. Nada más. Desconozco el motivo de la viralización”, fueron las primeras palabras que expresó María Celeste Ponce, la diputada cordobesa de La Libertad Avanza (LLA) que durante las últimas 24 horas se volvió protagonista de una imagen viral, la cual fue tomada en su despacho.

“¡Feliz de tener la bandera de Argentina en mi despacho!”, fue la frase que eligió Ponce para acompañar su posteo en X, el cual acumuló más de 37 mil likes y superó las 6.5 millones de impresiones, en la que de fondo se distingue otra foto suya con la vicepresidenta Victoria Villarruel.

“Me llegan comentarios de todo tipo, pero la verdad es que solo leo lo que considero importante, algo en lo que realmente pueda contribuir. No me interesa lo superficial”, expresó la legisladora ante el llamado de TN.

Nació en Huinca Renancó, un pueblo al sur de Córdoba, cerca del límite con La Pampa, hace 36 años. Ponce reveló que padeció durante gran parte de su niñez y adolescencia un severo cuadro de obesidad. “Me he superado y por eso lo que digan de mi cuerpo no es algo que me quite el sueño. Algunos comentarios hasta me parecen simpáticos”, sostuvo.

Más tarde agregó: “La verdad es que no me afecta, soy una mujer fuerte. No me dejo llevar por los comentarios ajenos, incluso si se trata de algo negativo o con intención dañina lo utilizo como una motivación para superarme. No delego el poder de daño a otra persona”.

Es la hermana del medio entre tres mujeres y creció en una casa de padres trabajadores. “Fui la oveja negra y rebelde” de la familia, contó: “Era común que mi viejo tuviese que ir al colegio porque enfrentaba lo que veía mal”.

Cuando finalizó la secundaria se inscribió en un instituto para estudiar comunicación. Lo hizo durante dos años y medio, hasta que se desencantó. “Decidí dejar la carrera y empezar Abogacía en la Universidad Nacional de Córdoba. Allí cursé tres años mientras trabajaba de manera independiente”, recordó Ponce, que no está en pareja ni tiene hijos.

Pausó sus estudios luego de sufrir “una recaída fuerte de salud emocional. Tuve depresión y me vi obligada durante casi dos años a dejar todo. Bajé muchísimo de peso y empecé a cambiar algunos hábitos”.

En aquel entonces, Ponce volvió a su pueblo para encontrarse: atendió a clientes en distintos bares, trabajó en un call center, lavó autos, fue secretaria y también comerciante. “Hasta que decidí emprender en la industria del conocimiento y tener mi propia gráfica, lo que me permitió continuar la carrera como abogada en la Universidad Siglo 21. Actualmente me falta la tesis para recibirme″.

En 2022 fundó “Pumas Libertarios”, una agrupación en la que aglutinó un importante grupo de militantes en su provincia. Y así conoció al presidente Javier Milei: “Él sabía que defiendo las ideas de la libertad, eso ayudó a que me posicione como cabeza en la lista de diputados de una de las provincias más importantes a nivel electoral”. Luego continuó: “Javier es un amigo, una persona con la que puedo hablar libremente, aprender y admirar al mismo tiempo”.

Paralelamente a su labor legislativa, Ponce es dueña de una empresa de software junto a su socio: “Hemos trabajado en proyectos de aplicaciones móviles, páginas webs y diseños gráficos. Por otro lado tenemos proyectos propios en curso, donde utilizamos tecnología blockchain. En 2023 incorporamos inteligencia artificial aplicada a proyectos en los rubros de educación y salud”, precisó.

“Lo que me interpeló para dedicarme a la política es ver a un país destrozado en todos los aspectos, desde lo económico hasta lo cultural. Nos han quitado la posibilidad de acceder dignamente, mediante el trabajo, a una vivienda, a un vehículo e incluso hasta a vivir el día a día”, dijo la diputada.

Tras su llegada a la Cámara Baja, la legisladora se mudó a Buenos Aires, aunque viaja a su provincia con frecuencia. Precisó que el ambiente en Diputados “es deplorable” y que convive con “muchos maleducados”. Ponce indicó: “Dejé muchas cosas para estar haciendo esto. Perdí momentos con seres queridos que ya no tengo. Momentos que resigné porque creo que este es el camino para cambiar el país”.

Ponce completó: “Soy una mujer con valores firmes, que no cree en ese relativismo moral que últimamente se promueve en el país. En resumen, soy una mujer de derecha, con base en la defensa de la vida, la libertad y la propiedad privada”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico