Ratificaron la prisión preventiva para el condenado por el crimen del remisero

Miguel Sotelo está condenado a 17 años de prisión por el homicidio de Fernando Schmidt, ocurrido el 29 de enero de 2017. La pena ya tiene doble conforme, pero su defensa presentó un recurso ante el Superior Tribunal de Justicia para que se analice lo actuado por los jueces de primera instancia que lo condenaron y por el tribunal de segunda instancia que ratificó el fallo.

A partir de la condena que Miguel Angel Sotelo recibió por el homicidio del remisero Fernando Schmidt, ocurrido el 29 de enero de 2017, en los tribunales penales de Comodoro Rivadavia se efectuó ayer la audiencia obligatoria de examen de la prisión preventiva que cumple el condenado. Se trata de un trámite que debe efectuarse cada seis meses, hasta que la sentencia quede firme.

El fiscal solicitó el mantenimiento de la medida de prisión preventiva sobre el imputado hasta que la sentencia adquiera calidad de cosa juzgada. En cambio, la defensa requirió su arresto domiciliario.

El tribunal que presidió la audiencia estuvo conformado por las juezas penales Daniela Arcuri y Mónica García. El Ministerio Público Fiscal fue representado por el fiscal general Adrián Cabral y la defensa de Sotelo, presente por videoconferencia desde su lugar de detención en Trelew, fue ejercida por la defensora pública Viviana Barillari.

El fiscal en un primer momento recordó que Sotelo se encuentra cumpliendo la prisión preventiva desde el momento en que se formalizó la causa el 30 de enero de 2017. Luego de realizado el juicio se lo condenó en primera instancia a la pena de 17 años de prisión por considerarlo autor del delito de “homicidio simple”.

Después la Cámara Penal, es decir un tribunal de segunda instancia, ratificó la condena, por lo que ya existe el doble conforme en la causa, es decir la confirmación en todos sus términos de la sentencia condenatoria. De ese modo, hoy el trámite se encuentra en consulta ante la Sala Penal del Superior Tribunal de Justicia de Chubut.

El fiscal recordó que desde el principio del proceso, el dictado de la prisión preventiva obedeció al peligro de fuga y ahora el Ministerio Público Fiscal solicitó su mantenimiento sobre la base de dicho peligro procesal. Es que hasta la actualidad no han variado las circunstancias por las cuales se le dictó la prisión preventiva al condenado Sotelo, por lo cual Cabral solicitó su mantenimiento hasta que la sentencia adquiera firmeza. Esta medida de coerción resulta razonable y proporcional en razón al tiempo que Sotelo lleva cumpliendo y a la pena impuesta de 17 años de prisión, indicó.

En cambio, la defensa planteó que si bien es cierto lo relatado por el fiscal, la sentencia aún no se encuentra firme, es decir que rige el principio de inocencia. De ese modo, solicitó su arresto domiciliario.

Finalmente las juezas del tribunal entendieron que el estado actual de la causa es en consulta ante el Superior Tribunal, es decir sin impugnación extraordinaria de la pena por parte de la defensa. Su elevación al máximo tribunal ha sido para analizar si ha sido correcto el razonamiento al que han arribado seis jueces, en este caso con doble conforme.

De ese modo, Arcuri y García entendieron que corresponde el mantenimiento de la prisión preventiva de Sotelo hasta que la sentencia adquiera calidad de cosa juzgada.

PASAJERO ASESINO

El homicidio por el que fue condenado Sotelo se produjo en la madrugada del 29 de enero de 2017 cuando, según la acusación de la Fiscalía, Sotelo abordó un remis de la agencia Aleisa, frente al Cementerio Oeste y luego de hacer transitar al chofer por las calle Las Orquídeas, entre Sarmiento y Huergo, le provocó al menos 20 heridas con un arma blanca, desencadenando su muerte por un shock hemorrágico irreversible.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico