Real Madrid le amargó la noche al Barça de Messi

Con un gran gol del francés Karim Benzema y otro del alemán Tony Kroos se impuso en el derby español por 2-1 y así alcanzó al Atlético de Madrid. El tanto del equipo Culé lo anotó Oscar Mingueza.

Real Madrid venció al Barcelona por 2 a 1 como local, en la continuidad de la 30ma. fecha de la Liga española de fútbol de Primera división. No pasó desapercibida la presencia del crack rosarino Lionel Messi, quien podría haber jugado este sábado su último "derby", si finalmente decide marcharse del equipo Culé.

El Real se impuso con goles del francés Karim Benzema (13m. PT) y el alemán Tony Kroos (28m. PT) y se instaló provisoriamente en la punta del torneo con 63 puntos junto a Atlético de Madrid, que visitará este domingo a Betis.Barcelona, cuyo descuento fue anotado por Oscar Mingueza a los 14 minutos del segundo tiempo, ocupa el tercer escalón con 62 unidades.

El partido comenzó con Messi aislado por las marcas rotativas de Nacho y de Casemiro. Es que a pesar del casi monopólico manejo de la pelota de su equipo, no consiguió pesar en los minutos iniciales, más allá de una jugada en la que se asoció con Jordi Alba.

El plan de Real Madrid, con cinco defensores por momento, de salir rápido resultó perfecto e incontrolable para un Barcelona con pecados de juventud en sus mediocampistas, que abusaron del traslado del balón y la gambeta sin una finalidad concreta.

Las contras de Lucas Vázquez en una primera ocasión y de Vinicius Junior en una segunda derivaron en el gol de Karim Benzema de taco y en el de Tony Kroos de tiro libre. Hubo otra, que nació en los pies de Luka Moodric y terminó con un tiro al palo de Federico Valverde.

Messi continuó siendo absorbido por el esquema rival, que con su movimiento alternado y escalonado en bloque no le dio lugar, aunque casi sorprendió con un córner ejecutado al segundo palo, que se estrelló contra el mismo.

Dos factores se conjugaron en el complemento para brindarle una vida más a Barcelona: una lluvia torrencial, constante y con ráfagas de viento fuerte y la entrada de Antoine Griezmann.

Con la variante aparecieron más hombres en ofensiva y Mingueza pasó a su puesto natural de lateral derecho, lugar por el que entró al área en el descuento y amagó con el empate cuando sacó un disparo fuerte que se fue pegado al arco.

Los entrenadores movieron los bancos y mandaron cinco cambios por lado, lo que modificó las disposiciones tácticas y las formas de juego de los equipos.

Tantas variantes le dieron rédito a Real Madrid, que sufrió en la última con un tiro en el travesaño de Moriba, porque el partido perdió ritmo y además descansaron sus titulares para el duelo de entre semana frente a Liverpool.

En la próxima fecha, Barcelona chocará con Getafe en el Camp Nou y Real Madrid visitará a Cádiz.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico