Recuperan parte de las prendas de vestir robadas en una tienda de avenida Kennedy

La policía identificó a una pareja que durante la madrugada del 30 de diciembre perpetró un cuantioso robo en la tienda "Ulises", que funciona sobre la avenida Kennedy al 3400.

Personal de la Brigada de Investigaciones cumplió anoche así con dos órdenes de allanamientos emanadas de la Justicia en relación al robo registrado el 30 de diciembre en el local ubicado sobre la avenida Kennedy, frente al complejo habitacional 1008 Viviendas.

Según la denuncia radicada el 2 de enero ante la Seccional Quinta, la pareja de delincuentes llegó durante la madrugada del sábado 30 de diciembre a la tienda. Lo hizo a bordo de un Chevrolet Corsa y ambas personas forzaron la puerta del negocio para introducirse.

Guardaron en bolsos grandes una importante cantidad de prendas de vestir y elementos de bijouterie como carteras y bolsos. Luego, los delincuentes se retiraron en el mismo vehículo donde cargaron los elementos, precisaron las fuentes oficiales a este diario.

Los investigadores obtuvieron imágenes de cámaras de seguridad y pudieron identificar a la mujer, integrante de una conocida familia del barrio 30 de Octubre. Mientras el individuo que la acompañó frecuenta ese círculo delictivo.

La funcionaria fiscal Lorena Garate fue quien solicitó las dos órdenes de allanamientos que autorizó el juez penal Miguel Angel Caviglia.

Los procedimientos comenzaron ayer a partir de las 20 en una vivienda de la calle Francisco Behr al 1.200 y otra en el edificio 79 de las 1008 Viviendas.

En el departamento en que reside la sospechosa se halló parte del botín denunciado como robado: secuestraron más de 140 prendas de vestir, una consola de video y un LED.

Como resultado de los dos allanamientos, secuestraron 25 jeans, 60 remeras, 30 medias, 10 conjuntos de ropa interior femenina, 10 pulóver canguro, 10 mallas de niños y 2 carteras, según describieron a El Patagónico fuentes oficiales.

Al mismo tiempo se llevó adelante una requisa en el Chevrolet Corsa que quedó secuestrado en la Seccional Quinta. Incautaron una caja de cartuchos a bala calibre 22.

También los investigadores localizaron una consola de videojuegos XBox 360, un teléfono celular y un TV 32", que estaría relacionado al robo armado en la estación de servicio 13 de Diciembre durante la madrugada del 4 de enero.

En esa oportunidad, dos delincuentes armados, con sus rostros cubiertos sorprendieron al playero y se alzaron con 16.000 pesos, elementos personales de la víctima, como así también de un Smart TV y una consola de videojuegos.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico