Rescataron a la comitiva presidencial pero dejaron a los bomberos en la montaña

Los once rescatistas volvieron a la base a pie y fueron atendidos por médicos por presentar distintos grados de hipotermia.

Los bomberos que rescataron a la comitiva presidencial varada en la altura y frío de Catamarca, debieron regresar a la base a pie, mientras que los funcionarios bajaron en helicóptero y fueron atendidos por médicos, luego de haber pasado toda la noche a más de 3500 metros de altura.

El escándalo se reveló por un un audio del Bombero Voluntario de Santa María, Alfredo Medina, quien aseguró que desde la aeronave que llegó “sólo llevaron a la gente de la Presidencia, nunca volvieron a buscarnos, tuvimos que descender a pie”.

Según trascendió, las malas condiciones climáticas hicieron imposible un segundo aterrizaje en la zona donde estaba el helicóptero varado, por lo que los rescatistas tuvieron que regresar a pie. Llegaron a la base a las 22 y tuvieron que ser atendidos por presentar distintos grados de hipotermia.

Embed

Se trata de seis Bomberos Voluntarios de Santa María, los dos de Andalgalá, dos del Grupo Especial Kuntur y un baquiano de la zona, que formaron parte del operativo para rescatar a la comitiva presidencial que se dirigía de Cachi a las Termas de Río Hondo.

La aeronave oficial tuvo que aterrizar de emergencia en Aconquija, Catamarca, por "engelamiento", donde pasaron toda la noche con temperaturas bajo cero. Cerca del mediodía del sábado, los rescatistas llegaron al lugar para comenzar con el operativo.

En el helicóptero viajaban el vocero del presidente Mauricio Macri, Iván Pavlosky; junto al secretario privado de Macri, Mariano Lomolino; el jefe de la custodia, Alejandro Cecatti; el responsable de redes sociales, Isidro Escalante; el secretario de Agricultura, Ganadería y Pesca, Guillermo Bernaudo; el coordinador de Planeamiento y Gestión de Infraestructura Vial, Eduardo Plasencia y el fotógrafo David Sisso.

Tras el rescate, el vocero presidencial contó: "teníamos poco combustible, por lo que cada dos horas cuando teníamos signos de hipotermia, prendíamos quince minutos la calefacción”. “No teníamos alimentos ni agua, ni ropa para abrigarnos, porque nuestra vestimenta había sido despachada antes. Había 3 litros de agua y algunos paquetes de galletitas para toda la noche”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico