Revés para el juez Lleral desde la Cámara Federal

Dispuso que es él quien debe investigar los asesinatos de dos jóvenes en Puerto Madryn, ya que todo indica que se vinculan con el narcotráfico. El juez Lleral había dicho que no era un delito federal. En tanto, la semana próxima la misma Cámara hará conocer su dictamen acerca de si el mismo juez actuó correctamente cuando cerró la causa por la muerte de Santiago Maldonado, concluyendo que el joven artesano solo murió ahogado.

La Cámara Federal con asiento en Comodoro Rivadavia, presidida por Javier Leal de Ibarra, le propinó hoy un duro golpe al juez Gustavo Lleral. El magistrado con asiento en Rawson había dicho que no era un delito federal los crímenes de Héctor Nehemías López y Federico Lomeña, ocurridos a mediados de diciembre del año pasado en Puerto Madryn y en donde también se suicidó un tercer joven, quien supuestamente denunció a la media docena de individuos que actualmente permanecen en prisión.

Ese mismo testigo luego aparecería ahorcado, por voluntad propia de acuerdo a los primeros indicios. "Espero no los suiciden a todos", dijo la madre de una de las víctimas apenas se iniciaba la investigación que en principio realizaron policías y funcionarios judiciales provinciales, quienes no tardaron en hallar nexos con el tráfico de drogas y por ello pidieron que se ocupara el fuero federal.

Lleral no creía lo mismo, aduciendo que la justicia ordinaria siempre busca excusas para desligarse de situaciones comprometidas. Pero ahora la Cámara Federal le ha dicho que estaba equivocado y que será él quien deba esclarecer los crímenes de Madryn.

AHORA MALDONADO

En tanto, este lunes se cumplen 10 días desde que la Cámara Federal atendió la apelación de familiares de Santiago Maldonado y de organismos de Derechos Humanos para que reabra la investigación por la muerte del joven artesano, quien desapareció el 1 de agosto de 2017 mientras lo perseguía un grupo de gendarmes y apareció el 17 de octubre del mismo año, flotando en las frías aguas del río Chubut.

Todo parecía indicar que el personal de Gendarmería podría aportar más precisiones a la investigación de Lleral, quien tuvo que hacerse cargo luego de que la misma Cámara Federal le quitara el caso al juez natural con asiento en Esquel, Guido Otranto.

Lo concreto es que sorpresivamente el juez Lleral cerró la causa el 29 de noviembre de 2018, más de un año después de que apareciera Santiago sin vida, concluyendo que murió ahogado, sin considerar agravantes u otras pistas. Fue justo un día antes de que comenzara en Buenos Aires la cumbre del G20 y según la mamá del artesano, el propio juez la llamó para anticiparle su decisión y justificarse con un "mi juzgado y yo somos objeto de muchas presiones".

Por ello la apelación para reabrir la causa e investigar a fondo el papel que cumplió Gendarmería en la desaparición y los mismos jueces Otranto y Lleral, así como la fiscal Silvina Avila, a quienes siempre se cuestionó por mostrarse especialmente sensibles con las demandas de los enviados del Gobierno nacional. Justamente el día de la represión en que desapareció Santiago se hallaba en la zona Pablo Noceti, a los efectos jefe de Gabinete de la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich.

La audiencia de apelación en Comodoro tuvo lugar el martes 29 de enero y los jueces informaron que se tomarían 10 días para decidir. El plazo se cumple este lunes.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico